El aeropuerto Seve Ballesteros-Santander operará este martes el primer vuelo con todas las medidas de protección

La delegada del Gobierno en Cantabria, Ainoa Quiñones, ha visitado este lunes las instalaciones para supervisar las medidas

El aeropuerto Seve Ballesteros-Santander operará este martes el primer vuelo con todas las medidas de protección

El aeropuerto Seve Ballesteros-Santander operará este martes, 23 de junio, el primer vuelo comercial tras levantarse el Estado de Alarma por la emergencia sanitaria de la COVID-19 y lo hará tras instaurar todas las medidas de seguridad y protección tanto para viajeros como para trabajadores.

 

La delegada del Gobierno en Cantabria, Ainoa Quiñones, ha visitado este lunes las instalaciones del aeródromo cántabros junto a su director, Bienvenido Rico, para supervisar todas las medidas instaladas como mamparas de protección, señalética, gel hidroalcohólico o papeleras especiales que evitan el contacto.

 

Quiñones ha indicado que el aeropuerto Seve Ballesteros-Santander, de la red de Aena, está preparado para su puesta en marcha y “empezar a recibir a los turistas y visitantes que vengan a Cantabria”.

 

“Este martes se va a llevar a cabo el primer vuelo desde este aeropuerto desde que se decretó el Estado de Alarma”, ha señalado, apuntando que ese primer vuelo comercial saldrá del aeropuerto cántabro con destino a Valencia.

 

Para la delegada del Gobierno, se  trata de “una buena señal para la reactivación turística de Cantabria, que permitirá recuperar a los visitantes y que supondrá una inyección económica determinante en estos tiempos”.

 

Quiñones ha destacado que, por ser entrada de turistas y visitantes, el aeropuerto es “una de las infraestructuras en las que es más importante protegerse para proteger a los demás” y, por ello, se han puesto en marcha “todos los instrumentos necesarios para garantizar la seguridad sanitaria que necesitamos para permitir el tráfico de pasajeros entre diferentes puntos de España y otros destinos internacionales”.

 

Entre las medidas en marcha en el aeropuerto están más de una treintena de mamparas de protección, señalética de todo tipo para marcar las distancias, 65 dispensadores de gel hidroalcóholico o 77 papeleras especiales, que evitan el contacto.

 

Ha detallado que también se ha restringido el aforo en baños para evitar aglomeraciones y próximamente se instalarán 70 grifos con sensores en los baños, así como cuatro cámaras termográficas, que medirán la temperatura de los pasajeros de vuelos internacionales.

 

Además, la delegada del Gobierno ha avanzado que “se van a establecer controles en aeropuertos como este para contener la propagación de la pandemia”, unos controles que han sido consensuados con todos los países de la Unión Europea.

 

Dentro de este plan, los viajeros que lleguen a España tendrán que pasar un triple control sanitario, que incluye rellenar un documento en el que declaren si han pasado el coronavirus y dónde localizarlos, un control de temperatura y una inspección visual.

 

“El Gobierno de España tiene un objetivo claro, que es que nuestro país sea un destino turístico seguro. Y es tarea de todos y de todas lograrlo, con responsabilidad, tomando todas las medidas al alcance de las instituciones, y también la ciudadanía tomando conciencia de que este virus no se ha ido y es muy importante seguir protegiéndonos en todos los espacios, y como no, en el aeropuerto”, ha concluido.

El aeropuerto Seve Ballesteros-Santander operará este martes el primer vuelo con todas las medidas de protección