la Asociación Tolerancia Cero al Bullying en Cantabria expresa su opinión en un comunicado sobre el reciente informe elaborado y presentado públicamente por el sindicato ANPE.

En el comunicado suscriben y apoyan en su totalidad las conclusiones de este informe.

 

la Asociación Tolerancia Cero al Bullying en Cantabria expresa su opinión en un comunicado sobre el reciente informe elaborado y presentado públicamente por el sindicato ANPE.

1. COMUNICADO

 

Desde la Asociación Tolerancia Cero al Bullying en Cantabria queremos expresar nuestra opinión sobre el reciente informe elaborado y presentado públicamente por el sindicato ANPE.

 

Subscribimos y apoyamos en su totalidad las conclusiones de este informe.

 

1.- Llevamos tiempo expresando nuestra preocupación por la situación en las aulas de los centros escolares de Cantabria. Esta preocupación no surge solo de nuestra experiencia, surge también del análisis de los distintos informes que tiene la Consejería de educación en su poder, tales como el informe sobre el clima escolar en Cantabria 2016-2017. En este informe en concreto salen datos tan alarmantes como que cerca al 10% de los menores escolarizados en centros de Cantabria entre 4º y 6º de primaria, afirman tener miedo de estar en diversos lugares de los centros educativos. También pone de manifiesto una alarmante frecuencia en el número de clases lectivas que afirman los menores no se pueden realizar debido a las actitudes disruptivas de sus compañeros. El defensor del profesor denuncia 19 casos de profesores con problemas de distinta naturaleza en sus puestos de trabajo, a nuestra asociación le parece que el número es bastante más elevado ya que las condiciones dentro de las aulas muestran un significativo deterioro lo que hace que el ambiente no sea el adecuado.

 

2.- Queremos hacer hincapié en el reconocimiento por parte de este informe de la detección de numerosos casos de acoso y ciberbullying que existe entre los propios alumnos “nos preocupa la problemática que existe en los centros escolares con respecto a la creciente situación de acoso y violencia que se da entre el alumnado y con especial relevancia al ciberbullying que se produce entre ellos”. Esta afirmación la llevamos reivindicando desde que se fundó nuestra asociación. Es algo tan clamoroso que es preocupante la constante negativa de la realidad por parte de la Consejería de educación. El anterior Consejero de educación llegó a anunciar en febrero de este mismo año que en el primer trimestre no se había producido ningún caso de acoso escolar

 

en Cantabria. Desde nuestro punto de vista lo que falla es el diagnóstico de la situación y por lo tanto si no se reconoce el problema difícilmente se avanzará en su solución.

 

3.- Apoyamos la propuesta de la revisión de los protocolos y de forma más ambiciosa, pedimos un estudio más realista y profundo de la situación. Seguimos declarando que la responsabilidad de esta situación no es única y exclusiva de los equipos docentes ni de la dirección de los centros, pero si está dentro de sus funciones el asegurar la prevención, la detección y la intervención adecuada que lleven a resolver de forma rápida y eficiente los casos que aparezcan con el único objetivo de minimizar los daños que los menores van sufriendo. También es su función el incentivar la participación de la comunidad educativa, incluidas las familias en el difícil proceso de normalización de la convivencia. Si las familias no logran sentirse parte del proceso educativo de sus hijos más difícil será que exista complicidad entre los distintos agentes que intervienen en la educación.

 

Creemos que todos queremos lo mismo, un entorno seguro para nuestros hijos, un lugar donde aprendan a convivir con los demás compartiendo los principios de respeto, tolerancia e integración, un lugar donde sean capaces de formarse y prepararse intelectualmente y personalmente, donde sus docente se sientan respetados y valorados. Solo nos falta ponernos de acuerdo.

la Asociación Tolerancia Cero al Bullying en Cantabria expresa su opinión en un comunicado sobre el reciente informe elaborado y presentado públicamente por el sindicato ANPE.