Blanco traslada al Ministerio la preocupación de Cantabria ante los recortes anunciados en las pesquerías del chicharro y la merluza

El consejero ha participado en el Consejo Consultivo de Pesca, que ha instado a fijar cuotas pesqueras acordes a la información científica y al impacto socio-económico que generan

Blanco traslada al Ministerio la preocupación de Cantabria ante los recortes anunciados en las pesquerías del chicharro y la merluza

El consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Guillermo Blanco, ha trasladado hoy al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, durante la celebración del Consejo Consultivo de Política Pesquera, la preocupación de Cantabria ante los recortes anunciados en las pesquerías del chicharro y la merluza.

También ha expresado el apoyo de la Comunidad Autónoma al Ministerio para que defienda ante la Comisión Europea, en la próxima negociación sobre los Totales Admisibles de Capturas (TAC) y cuotas pesqueras, la necesidad de fijar unas cuotas acordes a la información científica y en las que también se valore su impacto socioeconómico en la flota.

En su intervención, Blanco ha mostrado la postura de Cantabria respecto al futuro reparto de las cuotas del chicharro en el Cantábrico y ha insistido al ministro en funciones, Luis Planes, quien ha presidido el Consejo, que defienda una cuota que permita la viabilidad de la flota cántabra, “en parte altamente dependiente de esta especie”.

En este sentido, Blanco ha considerado que “no se deben producir fluctuaciones muy grandes en esta pesquería” y se ha mostrado partidario de poder acogerse al rango superior que permite el Consejo Científico. 

Una reivindicación similar ha solicitado para el nuevo reparto de las cuotas de merluza del caladero del Cantábrico Noroeste, para el cual la Comisión Europea propone una bajada del 20% respecto al TAC de 2019, si bien el Ministerio, al igual que Cantabria, es partidario de establecer una reducción más leve, siguiendo dictámenes científicos que aseguran, tal y como ha recordado el ministro en funciones Planas, “que es posible una explotación sostenible del recurso pesquero con un recorte más moderado”.

El Consejo también ha analizado la situación de la cigala, sobre la que España ha propuesto una nueva revisión científica de la unidad funcional 25 a la luz de los resultados positivos de la última campaña científica del Instituto Español de Oceanografía (IEO).

En este sentido, el consejero Blanco ha expresado la voluntad de Cantabria de que se incremente la cuota para lograr de la viabilidad de la flota que dependa de ella.

Respecto al próximo Consejo de la Unión Europea, donde se van a negociar las cuotas de 2020 para las pesquerías del Atlántico, el titular de Pesca del Gobierno de Cantabria ha pedido un esfuerzo al Ministerio que redunde en el beneficio de unas flotas que han realizado un importante esfuerzo de adaptación que se ha traducido en la mejora general del estado de las pesquerías.

La reunión del Consejo también ha servido para analizar la situación de la cuota del jurel del sur y la continuidad el año que viene de la plena aplicación de la obligación de desembarque.

Además del Consejo Consultivo de Pesca, Blanco ha participado en la Conferencia Sectorial de Pesca, que ha servido para aprobar una ayuda de 200.000 euros destinada a la flota artesanal del Mar Menor, que se ha visto afectada por la depresión aislada en niveles altos de principios de octubre y que generó la muerte masiva de peces.

También se han acordado el reglamento de organización y funcionamiento interno de la Conferencia Sectorial de Pesca para lograr una colaboración más estrecha entre las distintas administraciones públicas.

El consejero Blanco también ha participado en el Consejo Consultivo de Política Agrícola para Asuntos Comunitarios, en el que el ministro en funciones del ramo, Luis Planas, ha informado a las comunidades autónomas de los importantes avances que, bajo la presidencia finlandesa, se están produciendo en la negociación sobre Política Agraria Común (PAC), incorporando algunas de las mejoras propuestas por España.

Entre ellas, destacan la de conceder ayudas bajo eco-esquemas por cabeza de ganado, así como fijar pagos redistributivos con diferentes importes por regiones, una zonificación agronómica o socioeconómica, para diseñar un pago en España que tenga en cuenta la diversidad de la agricultura y ganaderías españolas.

La postura de España para el próximo periodo de la PAC 2021-2027 es que el presupuesto de la Política Agraria Común se mantenga a precios corrientes en los mismos niveles que en el actual periodo de programación.

La reunión de hoy también ha servido para reafirmar la postura de España respecto a los aranceles estadounidenses y que la nueva Comisión Europea mantenga la misma firmeza que el equipo anterior tanto en el presente como en futuro inmediato con el fin de defender los intereses de los sectores afectados ante unas imposiciones que el ministro en funciones ha calificado de “inaceptables”.

Blanco traslada al Ministerio la preocupación de Cantabria ante los recortes anunciados en las pesquerías del chicharro y la merluza