Buruaga asegura que el balance de la coalición de gobierno es penoso y solo puede ir a peor

La presidenta advierte de que el papeluco es política ficción y no se va a cumplir

Buruaga asegura que el balance de la coalición de gobierno es penoso y solo puede ir a peor

La presidenta del PP, María José Sáenz de Buruaga, ha asegurado hoy que el balance de la coalición PRC-PSOE es penoso y solo puede ir a peor y ha advertido de que el Gobierno de Revilla tiene motivos para estar muy preocupado porque el papeluco es política ficción y no se va a cumplir.  

“Pedro Sánchez ya ha tachado a Cantabria de su agenda”, ha subrayado la presidenta, para quien el papeluco es tan vago e inconcreto como lo fue ayer la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, incapaz de aportar “nada de nada”, ni plazos, ni cantidades ni compromisos presupuestarios.

Según la presidenta del PP, los compromisos de Sánchez con Cantabria son pura ficción porque la capacidad de influencia de Revilla es nula y si cuando eran uña y carne no consiguió nada, mucho menos va a conseguirlo ahora.

A la falta de compromiso del Gobierno de España con Cantabria, Sáenz de Buruaga ha sumado el hecho de que no haya Presupuesto del Estado ni se le espere, porque el PSOE se ha entregado a la pugna electoral entre los separatistas catalanes y no tiene garantías de aprobar la ley.

De hecho, ya se están lanzado desde Moncloa globos-sonda sobre la segunda prórroga presupuestaria y la presentación del presupuesto de 2021.

La presidenta ha dicho que sin Presupuestos, los términos del papeluco no son asumidos oficialmente por el Estado. “Ni Valdecilla, ni La Pasiega, ni el menor avance en las infraestructuras pendientes. Otro año en blanco y otro tren perdido que no vuelve, como ocurrió en 2019”, ha añadido.

Y ha concluido que el Gobierno de Miguel Ángel Revilla y con él todos los cántabros tiene motivos para estar muy preocupado porque el papeluco no se cumple y no se va cumplir.

La dirigente popular ha hecho estas afirmaciones en una rueda de prensa convocada para hacerse eco del creciente desasosiego de la sociedad de Cantabria ante el balance de la coalición PRC-PSOE, que hace aguas por todas partes, cada día va a peor y puede tener consecuencias nefastas para la comunidad autónoma si la fórmula del fracaso se enquista.

Según la presidenta, la fotografía de la Cantabria de hoy es la de un decorado que se desarma y un Gobierno arrollado por los acontecimientos e incapaz de afrontar y atajar los problemas, que se agravan porque no gobierna nadie en la región.

Y ha recordado que en solo ocho meses se han generado, principalmente desde el PSOE, graves problemas industriales, de inversiones públicas y de financiación de la autonomía, a lo que se suman los incumplimientos del Estado con la comunidad autónoma.

Así, ha detallado que la industria está sufriendo una agresión continuada y sin precedentes del Gobierno de la Nación de la que el Gobierno de Revilla es incapaz de defenderla, primero con la demonización del diésel que martirizó al sector de componentes de automoción y a los concesionarios y este año con el talibanismo energético que ha puesto en jaque la viabilidad de la industria de Cantabria y miles de empleos en el sector.

Buruaga ha lamentado que todavía no se haya escuchado al Gobierno de Cantabria decir que va a presionar a Pedro Sánchez para que anule y modifique la normativa que recorta de manera drástica las retribuciones a la cogeneración y que ha sido determinante para precipitar el cierre de Sniace cuando estaba en un momento clave para su viabilidad, en conversaciones con inversores privados.

Al mismo tiempo, ha criticado que el Gobierno de Cantabria no haga absolutamente nada ante el voto del PSOE en contra de una moción instando al Gobierno de la nación a aceptar las alegaciones al proyecto del Estatuto del Consumidor Electrointensivo consensuadas por Cantabria, Asturias y Galicia.

“Ahí siguen sentados los socialistas, aprobando una cosa en Cantabria y votando la contraria en Madrid en un ejercicio escandaloso de cinismo político”, ha añadido la presidenta, quien ha recordado que el PSOE también votó en contra de la devolución a la comunidad autónoma de los 42 millones del IVA, un agujero que el Gobierno de Cantabria va a tapar subiendo impuestos o recortando la inversión y los servicios públicos.

La presidenta ha concluido que el PSOE vota sistemáticamente en Madrid en contra de lo que la coalición de gobierno aprueba en Cantabria y lo boicotea todo.

Y ha advertido de que es Pedro Sánchez quien vota en contra de entregar los 42 millones de IVA y de asumir las alegaciones para salvar la industria electrointensiva, y la repuesta del PRC es cero, la indiferencia más absoluta, palabras de ocasión y ninguna acción por Cantabria.

A todo ello, Buruaga ha sumado la situación económica de Cantabria, la economía que más ha frenado su crecimiento en 2029 y que registra la peor EPA y el peor dato de paro registrado, y la situación presupuestaria, con una administración pública al borde de la intervención y un presupuesto que va a someter a los cántabros a más recortes que nunca.

La presidenta se ha preguntado qué va a quedar en Cantabria cuando pase el caballo de Atila por encima de la legislatura. 

 

Buruaga asegura que el balance de la coalición de gobierno es penoso y solo puede ir a peor