Cantabria activa el nivel de preemergencia del Plan Territorial de Emergencias por la previsión de nevadas

Podría acumularse hasta 7 centímetros de espesor a partir de alturas de 400 o 500 metros

Cantabria activa el nivel de preemergencia del Plan Territorial de Emergencias por la previsión de nevadas

El Gobierno de Cantabria ha activado el Plan Territorial de Emergencias de Protección Civil de Cantabria (PLATERCANT) en fase de preemergencia ante la previsión de fenómenos meteorológicos adversos, en forma de nieve y bajas temperaturas, que se producirán a partir de esta noche, debido a la irrupción de la borrasca ‘Filomena’.

La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) ha comunicado en el día de hoy un aviso  naranja para sábado y domingo, con posibilidad de ampliarse para días posteriores, con nevadas a una altura de 400 a 500 metros de altitud y la previsión de una acumulación de 7 centímetros de espesor, especialmente en la zona centro y Valle de Villaverde y de 15 centímetros en Liébana.

Ante este nuevo aviso de AEMET, la consejera de Presidencia, Interior, Justicia y Acción Exterior del Gobierno de Cantabria, Paula Fernández Viaña, ha solicitado a la población extremar la precaución, sobre todo este sábado, cuando se prevé que la intensidad del temporal tenga mayor repercusión en Cantabria. “Aunque la situación por nevadas no va afectar a Cantabria como lo está haciendo en el resto de Comunidades Autónomas, debido a las bajas temperaturas las precipitaciones, aunque serán escasas, lo harán en forma de nieve, por lo que resulta necesario que se mantengan medidas preventivas para minimizar riesgos”, ha señalado Fernández. 

La Dirección General de Interior y el Centro de Atención de Emergencias de la Consejería de Presidencia permanecerán atentos a la evolución de las previsiones meteorológicas. Todos los servicios de Cantabria están pendientes de la evolución del temporal y “se activará cualquier tipo de medida adicional si fuese necesario”, ha afirmado Fernández Viaña.

La activación del PLATERCANT en fase de preemergencia implica mantener informada a la ciudadanía de la evolución de los acontecimientos y alertar a los servicios de emergencia correspondientes y autoridades competentes que pudieran verse implicados por este episodio meteorológico. Por esta razón, tras la declaración de esta fase se ha remitido una notificación de la resolución a todos los Ayuntamientos a fin de que alerten a los servicios municipales y acoten accesos y zonas susceptibles de ser afectadas por las nevadas y así minimizar los riesgos para la población.      

Asimismo, se recomienda a la población tomar todas las medidas de autoprotección necesarias, como evitar la utilización del coche si no es imprescindible. En caso de que sea inevitable el uso del vehículo, revisar neumáticos, el nivel de anticongelante y los frenos, y llevar cadenas, móvil cargado, el depósito lleno, ropa de abrigo y algo de bebida y comida; solicitar información del estado de las carreteras y la situación meteorológica, y prestar especial atención a las placas de hielo que se puedan formar en la calzada.

Para aquellas personas que se queden atrapadas en el coche por la nieve se recomienda permanecer dentro del vehículo, con la calefacción puesta y renovando el aire cada cierto tiempo. Comprobar que se mantiene libre, en todo momento, la salida del tubo de escape para que el humo no penetre en el coche.

Se desaconseja absolutamente salir a la montaña.

Desde el Gobierno de Cantabria se aconseja permanecer atento a las informaciones y recomendaciones que se faciliten desde los medios de información o por parte de Interior, y en caso de necesidad urgente, llamar al teléfono de emergencias 112. A partir de este momento, los técnicos de la Dirección General de Interior, junto al Centro de Atención de Emergencias 112, realizarán un seguimiento permanente de la situación y comunicarán toda la información relevante a los ayuntamientos afectados, así como a los servicios de emergencia que pudieran verse involucrados.    

 

Cantabria activa el nivel de preemergencia del Plan Territorial de Emergencias por la previsión de nevadas