Cantabria entrará el martes en la fase 3 del Plan de desescalada judicial

El trabajo presencial se extenderá a toda la plantilla, aunque será compatible con la modalidad del teletrabajo

Cantabria entrará el martes en la fase 3 del Plan de desescalada judicial

La Administración de Justicia de Cantabria entrará el próximo martes, 9 de junio, en la fase 3 del plan de desescalada para el regreso progresivo a la nueva normalidad en los juzgados y tribunales regionales, que implicará la reincorporación del cien por cien de la plantilla, respecto al 61 por ciento actual.

Miembros del Gobierno regional participaron ayer en la Comisión de Coordinación de Crisis de la Administración de Justicia con el ministro del ramo, Juan Carlos Campo, y representantes del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), la Fiscalía, la abogacía y el resto de comunidades autónomas con competencias en la materia.

Actualmente, la Consejería de Justicia ultima la orden que hará efectiva la entrada en la fase 3 y que incluye el establecimiento de turnos de mañana y tarde si fuera necesario por motivos sanitarios y la realización de funciones mediante el sistema de teletrabajo.

La consejera de Presidencia, Interior, Justicia y Acción Exterior, Paula Fernández, ha informado que el levantamiento desde el 4 de junio de los plazos procesales va a ir acompañado por el incremento de la plantilla de empleados públicos en las sedes judiciales, con el objetivo de “ir recuperando una cierta normalidad” en el ámbito judicial y, al mismo tiempo, dar respuesta al incremento de asuntos que se prevén tras el parón provocado por el estado de alarma.

Fernández Viaña ha indicado que el Gobierno regional ha trabajado en las últimas semanas en la gestión de la dotación de materiales necesarios para implantar las medidas de protección necesarias entre el personal.

En este ámbito se han colocado mamparas, protecciones en los micrófonos, señalética de distancias de seguridad en el suelo, dispensadores de geles desinfectantes y el refuerzo de la limpieza en general de las sedes judiciales, además de los medios técnicos necesarios para la organización de actuaciones y juicios telemáticos.

“Cantabria ha dado pasos para lo que va a ser la nueva normalidad en los juzgados y tribunales”, ha subrayado la consejera, quien ha recordado también el sistema de control de los aforos en las unidades judiciales y el desarrollo del protocolo aprobado para la atención al público con cita previa.

Por otro lado, el Gobierno de Cantabria ha adelantado la ejecución de su plan de reordenación de sedes judiciales en Santander para liberar espacios en el Complejo Judicial de Las Salesas. Así, se ha reubicado en el Edificio Europa el servicio de peritaciones judiciales y el de Informática y este mismo mes también se trasladará a este espacio el Equipo Psicosocial de familia.  

 

También se han empezado los trabajos para crear otro equipo psicosocial para Torrelavega e iniciado los trámites para lograr trasladar la clínica del Instituto de Medicina Legal de Santander a los antiguos tanatorios de Valdecilla.

 

Para afrontar el proceso de desescalada tras la paralización provocada en el ámbito de la justicia por la pandemia del coronavirus, el Gobierno regional y miembros del Poder Judicial en Cantabria han determinado las precisiones técnicas necesarias para realizar los juicios telemáticos, que se adaptarán a las directrices que marque el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

En este punto, la titular de Justicia ha valorado los medios técnicos de los que dispone Cantabria en los órganos judiciales para la celebración de los juicios telemáticos. Cantabria, según ha dicho, ha demostrado su experiencia y avances, celebrando juicios íntegramente por este sistema durante el estado de alarma y ahora será una herramienta utilizada en otros actos judiciales concretos como comparecencias y declaraciones de peritos.

Tras la entrada de la tercera etapa, la orden ministerial de Justicia por la que se aprueba Plan de Desescalada ante el COVID-19 incluye también una fase 4, que comenzará en este caso en el momento en que se supriman las recomendaciones sanitarias y permitirá el retorno al funcionamiento ordinario de cada órgano.

Cantabria entrará el martes en la fase 3 del Plan de desescalada judicial