CULTURA

“Cappella Neapolitana” este Sábado en el Palacio de Festivales.

La agrupación, fundada en 1987 por Antonio Florio, conocida hasta 2010 como Cappella Della Pietà de’ Turchini y, más tarde, como I Turchini di Antonio Florio, ha sido rebautizada en 2016 como Cappella Neapolitana Antonio Florio.

“Cappella Neapolitana” este Sábado en el Palacio de Festivales.

Está integrada por instrumentistas y cantantes especializados en la interpretación del repertorio musical napolitano de los siglos XVII y XVIII y en la recuperación de compositores olvidados. La originalidad de sus programas y el riguroso respeto por la praxis interpretativa barroca hacen de la Cappella Neapolitana una de las formaciones más destacadas de la vida musical italiana y europea.

La agrupación ha recibido invitaciones para actuar en escenarios tan importantes como la Accademia di Santa Cecilia de Roma, el Teatro San Carlo de Nápoles, el Palau de la Música de Barcelona, la Berliner Philharmonie, la Wiener Konzerthaus, el Teatro Lope de Vega de Sevilla, Associazione Scarlatti de Nápoles o el Teatro La Monnaie de Bruselas y ha tomado parte en los mayores festivales europeos de música antigua. A lo largo de los años, la formación ha acumulado un rico repertorio de obras llevadas a escena o interpretadas en versión concierto, entre ellas pueden destacarse: Il disperato innocente de Boerio; Dido y Eneas y The Fairy Queen de Purcell; Festa napoletana, La Statira principessa di Persia y Montezuma de Ciccio De Majo; el estreno en tiempos modernos de La Partenope de Vinci; La finta giardiniera de Anfossi; L’Ottavia restituita al trono de Domenico Scarlatti; La Salustia de Pergolesi; y Aci, Galatea e Polifemo de Händel.

La soprano Leslie Visco nació en Nápoles en 1985. Se graduó con las más altas calificaciones en el Conservatorio San Pietro a Majella de Nápoles. Estudió repertorio de ópera con Lella Cuberli y Alessandra Rossi y participó en las clases magistrales de artistas como Mariella Devia y Bruno de Simone.

Ha cantado en numerosos conciertos como solista, entre otros: Asociación A. Scarlatti de Nápoles, Pavía Barocca, Festival de Música Antigua de Morelia (México), Bilbao Ars Sacrum (España), Festival Hactus Humanus Danzig (Polonia) y Copenhagen Renaissance Music Festival (Dinamarca).Fue merecedora del Premio Nacional de las Artes 2011, sección agrupación. En 2014 recibió el Premio especial “Oratorio” en la 14ª edición del Concurso Internacional de Música Sacra de Roma. De septiembre de 2014 a febrero de 2015, debutó en la producción de Le Nozze di Figaro de Mozart en el Teatro de la Ópera de Osnabrück, donde fue invitada nuevamente en junio del mismo año para interpretar Germanicus de Telemann. En marzo de 2015 fue seleccionada por la Lyric Opera de Chicago para la primera residencia internacional del Ryan Opera Center y, en el mismo año, asistió a la Academia de Pesaro de Rossini dirigida por Alberto Zedda, en la que fue elegida para interpretar el papel de Madama.

Antonio Florio, nacido en Bari, Italia, recibió una formación clásica, diplomándose en violonchelo, piano y composición en el conservatorio de su ciudad natal bajo la dirección de Nino Rota. Profundiza a continuación en el estudio de los instrumentos antiguos y de la práctica interpretativa barroca. Tras fundar en 1987 la agrupación Cappella Della Pietà de’ Turchini (hoy conocida como Cappella Neapolitana Antonio Florio), se dedica con igual empeño tanto a la actividad concertística como a una intensa investigación musicológica, explorando sobre todo el repertorio de la música napolitana de los siglos XVII y XVIII y recuperando en este ámbito verdaderas obras maestras de la ópera absolutamente inéditas con el fin de presentarlas en los más prestigiosos teatros europeos e italianos.

Entre los numerosos títulos redescubiertos por Florio podemos citar La colomba ferita (1670), Il Schiavo di sua moglie (1671) y La Stellidaura vendicante (1674) de Francesco Provenzale; Il disperato innocente de Francesco Boerio (1673), La finta cameriera de Gaetano Latilla (1767), Li Zite’n galera de Leonardo Vinci (1722), Il Pulcinella vendicato de Giovanni Paisiello (1767), La Statira de Francesco Cavalli (en la edición para Nápoles de 1666) y Motezuma de Francesco De Majo (1765). En 2008 dirigió la ópera Alidoro de Leo, cuya puesta en escena, recogida en un DVD, fue merecedora del prestigioso Diapason D’Or. El mismo año le fue entregado en Oviedo el premio Luis García Iberni a la Mejor Dirección Musical con ocasión de la primera interpretación en tiempos modernos de la ópera Ottavia restituita al trono de Domenico Scarlatti. En 2009 dirigió Acis, Galatea e Polifemo de Händel en el festival MITO, en el Teatro Regio de Turín y en el restaurado Teatrino di Corte di Palazzo Reale en Nápoles. En 2010 dirigió la ópera Orfeo y Eurídice de Fux en la sala Konzerthaus de Viena, la orquesta barroca Casa da Musica de Oporto en varias ocasiones y la Sinfónica de Galicia en A Coruña en 2011 y 2013. En 2015 ha vuelto a la Konzerthaus de Viena para dirigir Dorimena e Tuberone de Francesco Conti y también ha dirigido L’incoronazione di Poppea de Monteverdi con dirección escénica de Emilio Sagi en el Teatro Calderón de Valladolid.

Comentarios
“Cappella Neapolitana” este Sábado en el Palacio de Festivales.