La contribución de la Cultura al cambio de modelo productivo y su adaptación a la crisis económica, a debate en unas jornadas

En unas ponencias y debates organizadas por la nueva red Urdimbre, que agrupa a siete asociaciones profesionales de todo el país.

La contribución de la Cultura al cambio de modelo productivo y su adaptación a la crisis económica, a debate en unas jornadas

La contribución de la Cultura al cambio de modelo productivo en España y la adaptación de este sector al nuevo escenario que se abre en la crisis económica se analizarán en unas jornadas que organiza la red Urdimbre, de reciente creación.

El acto se desarrollará el próximo lunes 29, a partir de las 18.00 horas, a través de Zoom. Las inscripciones, que son de carácter gratuito, pueden hacerse en la página Web

https://pecca.es/urdimbre/ y a través de este formulario:https://docs.google.com/forms/d/e/1FAIpQLSfkA9GMIZz5eWXYDwY4n70-wZtp5Ul-tgzmme-2oDLYRKO3Rg/viewform

Bajo el título ‘Cultura y cambio de modelo productivo’, el evento estará coordinado por Lluís Bonet, profesor titular de Economía Aplicada de la Universidad de Barcelona, especializado en gestión, política y economía de la Cultura. Dirige el Programa de Gestión Cultural de dicha universidad y coordina numerosos proyectos internacionales en el campo de la Cultura.

En dicho evento se argumentará cómo y por qué la creatividad y la creación contemporánea pueden ser claves en el cambio del modelo productivo en España y la importancia que para cumplir estos objetivos tendría desarrollar el Estatuto del Artista, Creador y Trabajador de la Cultura.

 

Para ello, se contará con las intervenciones de Pau Rausell, economista y profesor titular del Departamento de Economía Aplicada de la Universitat de València y director del Área de Investigación en Economía de la Cultura y Turismo. Es autor de numerosos libros y artículos en revistas especializadas y en prensa sobre temas relacionados con la comunicación y la Cultura y ha participado en procesos y estudios de planificación cultural para territorios como Cataluña, Comunidad Valenciana y ciudad de Valencia, Islas Canarias, Madrid y Comunidad de Madrid, entre otros.

 

También participará Pilar G. Almansa, licenciada en Dirección de Escena y Dramaturgia por la RESAD y en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid. Recientemente ha intervenido en la Comisión de la Reconstrucción Social y Económica en el Congreso de los Diputados para exponer la situación en la que se encontraba el sector cultural ante la crisis provocada por la COVID-19 y cómo la Cultura puede ser una de las claves del cambio de modelo productivo.

 

En el encuentro se tratará de ofrecer un diagnóstico de la situación del ecosistema cultural previo al estallido de la crisis para, a partir de ahí, señalar los distintos escenarios de futuro, entre ellos, la posibilidad de rebrotes de la enfermedad y las estrategias, así como analizar la respuesta dada por el sector público.

Los ponentes realizarán un diagnóstico del Ecosistema Cultural, describirán las distintas situaciones a nivel nacional y propondrán cómo construir escenarios para una realidad cambiante.

Como terminaba Pilar G. Almansa su intervención del pasado 9 de junio en el Congreso de los Diputados, en el Grupo de Trabajo de Reactivación Económica, creemos firmemente en el valor de la Cultura como una de las claves para construir una economía de futuro. Ser visionario significa invertir en algo cuyos efectos se ven a medio o largo plazo y ese algo es la Cultura.”

 

LOS PECCAFÉS CONFINADOS

Esta actividad es la continuación de los ‘Peccafés en confinamiento’ que durante la cuarentena organizó PECCA, la Plataforma de Empresas Culturales de Cantabria, responsable de eventos de alcance nacional como las jornadas anuales Marca Cultura Territorio.

Lo que comenzó como una forma de mantener la actividad y el contacto de las empresas pronto se convirtió en un ciclo al que acudieron referentes nacionales del mundo de la Cultura, anticipándose a la reflexión sobre el panorama que se abriría para el sector cuando finalizara el confinamiento.

Así, a lo largo de las semanas intervinieron, telemáticamente, profesionales y gestores como Encarna Lago, gerente de la Red Museística Provincial de Lugo; Benito Burgos, director del Programa Cultura y Ciudadanía de la Dirección General de Industrias Culturales, Propiedad Intelectual y Cooperación del Ministerio de Cultura; Susana de la Sierra, exdirectora general del Instituto de la Cinematografía y profesora Titular de Derecho Administrativo en la Universidad de Castilla-La Mancha; o Getsemaní de San Marcos, directora de programación cultural del Instituto de las Artes y la Cultura de Sevilla.

También participaron Roberto Gómez de la Iglesia y AitzolBatiz (gestores culturales y miembros de la junta directiva de Karraskan, asociación profesional para el fomento de la innovación en cultura y la cultura de la innovación en Euskadi),  Marta Pérez,  presidenta del Instituto de Arte Contemporáneo (IAC) y Jacobo Pallarés, presidente de la Red de Teatros Alternativos.

En los PECCAFÉS se abordaron cuestiones que empezaban a preocupar a las empresas culturales, como la financiación a través de las líneas de liquidez, en un taller impartido por Mónica Carretero, jefa de Desarrollo de Negocio de CREA SGR, y Borja Álvarez, Subdirector General de Promoción de Industrias Culturales del Ministerio de Cultura y Deporte.

Y se estudiaron los protocolos de desescalada en el sector cultural, con Amagoia Garaizabal, presidenta de Artekale y técnica de Cultura del Ayuntamiento de Arrigorriaga; Oscar Castaño, ‘Garbitxu’, presidente de PATEA, la Asociación de Profesionales de Artes de Calle; Javier Rivera, Subdirector General del Instituto del Patrimonio Cultural de España; y Concha Ros, artista y presidenta de la delegación territorial del Instituto de Arte Contemporáneo en la Comunidad Valenciana y Murcia.

Ya hacia el final del Estado de Alarma, se abordó el impacto de la “nueva normalidad” en la Cultura, con Saúl Esclarín, técnico en la comarca Ribera Baja del Ebro y presidente de Procura Aragón; y Ricardo Antón, miembro de ColaBoraBora y de Karraskan.

 

URDIMBRE

Todo ese espacio de reflexión entre profesionales y gestores culturales está en la base de la creación de la red Urdimbre, cuyo nombre ya hace referencia a la necesidad de tejer redes en el sector cultural, en especial en tiempos de crisis.

Urdimbre nace con el objetivo de fortalecer el Ecosistema Cultural y facilitar a los profesionales culturales y creativos un contexto que les permita evolucionar, innovar y formarse de manera colaborativa, continuada e ininterrumpida, manteniendo su propia actividad y favoreciendo la supervivencia de dicho ecosistema tan complejo y diverso al que pertenece.

En ello trabajan siete asociaciones profesionales del sector cultural, repartidas por todo el territorio nacional, que se han unido para organizar acciones y encuentros profesionales entre administraciones públicas, empresas del sector de las industrias culturales y creativas, miembros de las asociaciones culturales, ciudadanía y otros profesionales, con el fin de fortalecer y enriquecer esta trama abriéndose a otros sectores.

Este proyecto servirá también para formar a las empresas culturales en la búsqueda de nuevas formas de financiación que incluyan el mecenazgo, el micromecenazgo y la colaboración público/privada, así como otras fórmulas alternativas: patrocinio, promoción, inversión, crowdfunding…

Urdimbre ha sido creada por la Plataforma de Empresas Culturales de Cantabria (PECCA), la Asociación de Artes de calle de Euskadi (ARTEKALE), el Instituto de Arte Contemporáneo (IAC), la Red de Teatros Alternativos, Karraskan, Gestores Culturales de Castilla y León y Rincones y Recovecos del Principado de Asturias.

Entre estas siete asociaciones profesionales suman un total de más de 700 agentes culturales, distribuidos por todo el país, que abarcan la mayoría de subsectores: danza, arte contemporáneo, circo, patrimonio, gestión cultural, diseño, teatro, galerías, música, cine, libro, arqueología...

 

La contribución de la Cultura al cambio de modelo productivo y su adaptación a la crisis económica, a debate en unas jornadas