Desarrollo Rural concede ayudas a 143 ganaderos y apicultores para prevenir los daños del lobo ibérico y el oso pardo

123504086_10159005372560663_7160731707401640637_n

Guillermo Blanco ha destacado su “incuestionable contribución” para evitar el despoblamiento de las zonas rurales

Desarrollo Rural concede ayudas a 143 ganaderos y apicultores para prevenir los daños del lobo ibérico y el oso pardo

La Consejería de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente ha concedido a un total de 143 ganaderos y apicultores ayudaspara llevar a cabo actuaciones dirigidas a la prevención de daños causados por el lobo ibérico y el oso pardo en Cantabria, con una cuantía total de 88.887 euros.

Entre las principales actuaciones a desarrollar por parte de los beneficiarios con estas ayudas, se encuentra el mantenimiento de perros mastines en defensa de la ganadería extensiva, la construcción de cercados para el ganador ovino y caprino y la protección de colmenares.

El consejero Guillermo Blanco ha destacado la importancia de estas ayudas para mantener y fomentar la ganadería extensiva y las explotaciones apicultoras de la región, al tiempo que ha señalado su “incuestionable aportación” para evitar el despoblamiento de las zonas rurales.     

En este sentido, el titular de Desarrollo Rural ha reiterado su “máxima protección” a los ganaderos y agricultores de Cantabria y ha recordado que el Consejo de Gobierno aprobó hace unas semanas la concesión de ayudas a la primera instalación de jóvenes y a la modernización de explotaciones agrarias por importe de 6.063.988 euros.

De ellos, 2.576.500 euros corresponden a la línea para apoyar la primera instalación de jóvenes, con 61 beneficiarios, mientras que 3.487.488 euros son para modernización de explotaciones y los beneficiarios ascienden a 137.

 

Desarrollo Rural concede ayudas a 143 ganaderos y apicultores para prevenir los daños del lobo ibérico y el oso pardo