Francisco Martín reivindica seguir trabajando a favor de la igualdad y transmite su apoyo a las mujeres empresarias de Cantabria

El consejero de Industria interviene en la apertura del II Encuentro Económico Empresarial de ADMEC

Francisco Martín reivindica seguir trabajando a favor de la igualdad y transmite su apoyo a las mujeres empresarias de Cantabria

El consejero de Innovación, Industria, Transporte y Comercio, Francisco Martín, ha reivindicado hoy seguir trabajando a favor de la igualdad y ha trasmitido el apoyo del Gobierno al trabajo de las mujeres empresarias de la región.

 

El consejero ha intervenido en el II Encuentro Económico Empresarial, que organiza la Asociación de Empresarias de Cantabria (ADMEC), en colaboración con el Gobierno cántabro, a través de Sodercan, y que ha contado con la presencia de la periodista y escritora Gloria Lomana.

 

En su intervención, Martín ha expuesto los datos del estudio del Observatorio de la Mujer y Empresa, creado por Sodercan y ADMEC, en el que se muestra que quedan barreras que impiden a las mujeres conseguir la igualdad real, entre las que ha citado la brecha salarial, que “depende de elementos estructurales, sectoriales y educacionales”; la corresponsabilidad de las tareas familiares, y los techos de cristal que impiden su acceso a puestos de dirección.

 

Respecto a la brecha salarial, ha dicho que Cantabria, al igual que sucede en el resto de España, las mujeres ganan menos que los hombres, pero no por el mismo trabajo: “las mujeres tienen menos antigüedad, se colocan en ocupaciones y sectores peor pagados y reducen su jornada laboral para atender a sus hijos /as. La segregación y el techo de cristal hacen el resto para entorpecer su ascenso laboral”, ha lamentado el consejero de Industria.

 

Por su parte, la periodista y escritora Gloria Lomana ha expuesto su experiencia y ha hablado de las barreras que ha tenido superar para poder progresar dentro de su profesión. Ha animado a las mujeres a seguir trabajando para hacer el camino “más rápido” e incorporar a los hombres en este camino, en el que reclamamos “respeto dignidad y oportunidades”.

 

“Toca a hacer pedagogía – ha dicho Lomana- porque estamos hablando de inclusión y de oportunidades para las personas y empresas”, y ha defendido que las competencias de las mujeres son “extraordinarias” para facilitar las relaciones sociales, los acuerdos, así como para generar empatía, flexibilidad, cambio y adaptabilidad.

Según el informe del Observatorio Mujer y Empresa, en Cantabria, hay 5.100 mujeres empresarias, mientras que entre los hombres este dato se sitúa en 8.400. Por otro lado, entre las personas autónomas sin personas asalariadas, en Cantabria se distinguen 9.900 mujeres y 16.500 hombres.

En relación a las personas que trabajan por cuenta propia, hay que destacar el porcentaje de cántabras que trabajan por cuenta propia frente a los datos nacionales.

Un 38,1 por ciento, frente al 33,7 por ciento a nivel nacional. En España 1 de cada 3 personas que trabaja por cuenta propia es mujer.

El estudio refleja que uno de los factores más importantes en la desigualdad salarial entre hombres y mujeres se encuentra en el hecho de que estas últimas ocupan en mucha mayor proporción puestos a tiempo parcial o se acogen a reducciones de jornada, nada menos que un 24 pro ciento del total, frente sólo al 8 por ciento de los hombres.

Se comprueba que el mayor nivel formativo alcanzado no es un factor que favorece la incorporación al mercado de trabajo. Existe un 18,4 pro ciento de mujeres con educación superior en el paro, frente al 11,8 por ciento de hombres con su mismo nivel formativo. En cambio, la diferencia es menor entre las personas que llegan a un nivel formativo de Educación Secundaria.

La diferencia salarial se da en todos los tramos de edad, pero es más acuciante a partir de los 45 años.

Además de la existencia de ocupaciones feminizadas, aquellas ocupadas tradicionalmente por mujeres, en el ámbito de educación se comprueba la feminización de los estudios de grado en aquellas ramas de conocimiento, relacionadas con la educación, la sanidad y el cuidado de las personas en general. Aquellas disciplinas relacionadas con la ingeniería cuentan con un número muy superior de hombres en comparación con las mujeres, unas tres veces más.

Al mismo tiempo, se registra un mayor número de mujeres que cursan educación superior, frente al número de hombres (2,5 puntos porcentuales). Sus expedientes académicos están también por encima de la de sus colegas los hombres.

Respecto al acceso de la mujer a los consejos de administración, de las 141 empresas que deberían de tener un 40 por ciento de mujeres en sus Consejos, solo el 14,89 por ciento cumplen, estando algo por encima de los datos nacionales, que es el 11,27 por ciento.

Francisco Martín reivindica seguir trabajando a favor de la igualdad y transmite su apoyo a las mujeres empresarias de Cantabria