El Gobierno convoca ayudas por más de 2 millones para mejorar la competitividad del sector pesquero y promover una pesca sostenible

Las ayudas van destinadas a la realización de inversiones de las empresas de transformación y comercialización del sector pesqueros y de las cofradías de pescadores

El Gobierno convoca ayudas por más de 2 millones para mejorar la competitividad del sector pesquero y promover una pesca sostenible

La Consejería de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente destinará un total de 2.180.000 euros al sector pesquero de Cantabria para que las industrias de transformación y comercialización pesqueras mejoren su competitividad, y las cofradías de pescadores fomenten la pesca sostenible mediante la realización de inversiones en las lonjas y en los puertos pesqueros de la Comunidad Autónoma.

Del montante total, una partida de 2 millones de euros se destinará a las inversiones que durante este año y el próximo realicen las empresas que se dedican en Cantabria a la manipulación, tratamiento, producción y distribución de productos procedentes de la pesca y la acuicultura.

El resto, 180.000 euros, pretenden apoyar a las cofradías de pescadores en las inversiones que realizan en la región para fomentar la pesca sostenible desde el punto de vista ambiental, eficiente en el uso de los recursos, innovadora y basada en el conocimiento. En este caso, esta orden se suma a otra de similares características convocada este año con una cuantía de 300.000 euros.

Así lo ha anunciado hoy el consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Guillermo Blanco, durante la presentación, junto a la directora general de Pesca y Alimentación, Marta López, de ambas convocatorias, cuyo plazo de presentación comienza a contar a partir de hoy.

Durante su intervención, ha explicado que estas dos órdenes de ayudas pretenden poner en valor al sector pesquero de la región,“de vital importancia y con una de las flotas más potentes del país y que participa en algunas de las pesquerías de mayor importancia, como la de la anchoa, la caballa o el bonito del norte”.

En concreto, se ha referido a los 133 buques, 8 cofradías y 900 personas que conforman en la actualidad un sector extractivo con una gran tradición y arraigo en Cantabria.

También ha destacado el papel fundamental de los sectores conserveros y comercializadores de productos pesqueros a la hora de elaborar productos de una extraordinaria calidad, como la anchoa.

De igual forma, ha puesto en valor las cifras que cosechan cada año sus 120 empresas mayoritariamente familiares, las cuales dan empleo directo a cerca de 2.400 personas, en su mayoría mujeres.

El consejero ha explicado que estas ayudas se enmarcan dentro de la política de ayudas y subvenciones que el Gobierno de Cantabria destina al sector pesquero y que este año superan los 5 millones de euros.

Así, se ha referido a las ayudas destinadas, entre otros fines, a inversiones en empresas de transformación y comercialización de productos pesqueros, en empresas de acuicultura, modernización de buques pesqueros, la compra del primer barco para jóvenes, cofradías y puertos pesqueros, el desarrollo local participativo, organizaciones de productores de pesca, cooperativas y asociaciones del sector pesquero y gastos de funcionamientos de las cofradías de pescadores.

Finalmente, ha agradecido a todos ellos, “desde el primer al último eslabón de la cadena”, el enorme esfuerzo que están realizando durante la actual crisis sanitaria provocada por la epidemia del coronavirus, “sacando fuerzas para seguir trabajando con tanta profesionalidad y esmero para abastecer de alimentos a los ciudadanos”

Fondos FEMP

Las ayudas que están dirigidas a las industrias de transformación y comercialización de los productos de pesca serán cofinanciadas por primera vez con el Fondo Europeo Marítimo y de la Pesca (FEMP), por lo que la Unión Europea se podrán hacer cargo de hasta un 75% con recursos de este fondo estructural y “podrán volver a Cantabria buena parte de los fondos invertidos”.

Además, las ayudas podrán cubrir hasta un 50% del importe de las inversiones realizadas, lo que permitirá, según el consejero, “ofrecer un importante apoyo al sector, máxime en los tiempos que corren, de grandes incertidumbres económicas”.

Ha explicado que tienen la finalidad de sufragar gastos relacionados con la construcción, ampliación, modernización y acondicionamiento de bienes inmuebles y la adquisición de maquinaria, instalaciones y equipos de primer uso. También los costes generales de la actividad, programas informáticos, elementos de transporte interno y la adquisición de equipos y mobiliario de laboratorio.

Las solicitudes se habrán de presentar en el registro de la Consejería o en cualquier otro de los permitidos por la normativa en el plazo de dos meses a contar a partir de hoy.

Mejora de puertos y lonjas

En el caso de las ayudas dirigidas a las cofradías de pescadores, por un importe total de 180.000 euros, están destinadas a financiar inversiones que mejoren las infraestructuras de los puertos pesqueros y las lonjas de Cantabria con el fin de mejorar la calidad e incrementar el control y la trazabilidad de los productos desembarcados, aumentar la eficiencia energética y contribuir a la protección del medio ambiente.

También pretenden incrementar la seguridad y las condiciones de trabajo, facilitar el cumplimiento de la obligación de desembarque de las capturas y aumentar el valor de los componentes infrautilizados de la captura.

En este caso, las solicitudes se habrán de presentar en el registro de la Consejería o en cualquier otro de los permitidos por la normativa en el plazo de un mes a contar a partir de hoy.

El Gobierno convoca ayudas por más de 2 millones para mejorar la competitividad del sector pesquero y promover una pesca sostenible