El Gobierno intensificará el trabajo de la Mesa Forestal de Cantabria para mejorar la gestión sostenible del sector

La Consejería de Medio Ambiente creará un grupo de trabajo para impulsar el programa de movilización de recursos forestales

El Gobierno intensificará el trabajo de la Mesa Forestal de Cantabria para mejorar la gestión sostenible del sector

El consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Guillermo Blanco, ha presidido esta semana la Mesa Forestal de Cantabria, un órgano que no se reunía desde hace tres años y que el Gobierno autonómico pretende reforzar con reuniones periódicas de trabajo para impulsar, con la colaboración y el consenso de todos los agentes implicados, la gestión sostenible que permita reactivar el sector forestal, “una actividad de vital importancia para la lucha contra el despoblamiento de las zonas rurales”.

Además, ha anunciado que su departamento creará un grupo de trabajo para impulsar el Programa de Movilización de Recursos Forestales de Cantabria, que fue presentado a los miembros de la Mesa Forestal durante el desarrollo de la reunión.

Tal y como ha explicado, se trata de un programa “coherente con las medidas estructurales y estratégicas de la Consejería” que tiene como objetivo fundamental identificar “los principales cuellos de botella que dificultan en la actualidad el desarrollo de la enorme potencialidad del sector forestal en la región”.

“Queremos identificar la situación del sector forestal en Cantabria y posicionarlo en el siglo XXI y en la era post coronavirus”, ha remarcado el consejero.

Ha defendido el papel fundamental que van a desempeñar las entidades integrantes en el sector forestal para elaborar estrategias encaminadas a la lucha, mitigación y adaptación frente al cambio climático y el impulso de la bioeconomía en Cantabria.

En este sentido, ha anunciado que la Mesa Forestal de Cantabria, “clave en la gestión del sector”, se reunirá de manera periódica dos veces al año para reforzar su actividad y su implicación con los problemas y retos que plantea el actual contexto socioeconómico y climático tan cambiante al desarrollo de la Comunidad Autónoma.

Ha lamentado que los efectos económicos de la pandemia del coronavirus hayan obligado a la Consejería a reajustar su presupuesto y destinar más de 5 millones de euros para dar respuesta a las necesidades sanitarias y sociales de los cántabros y renunciar a inversiones previstas en los montes y a subvenciones no convocadas.

Por ello, se ha mostrado partidario de disponer de planes estratégicos plurianuales que puedan ser objeto de seguimiento, evaluación de resultados y reajustes programados, “huyendo definitivamente de la improvisación o de la iniciativa descoordinada de las diferentes unidades administrativas y técnicas”.

También ha destacado la importancia de contar con un marco normativo que permita desarrollar en “las mejores condiciones posibles” la gestión forestal en Cantabria a través de la definición de objetivos, líneas de acción y medidas.

“Aspiramos a cumplir los nuevos retos normativos, pero también a situarnos adecuadamente para optar a los mecanismos financieros que se deriven del Pacto Verde Europeo”, ha apuntado.

Así, ha destacado la importancia de la declaración de emergencia climática en Cantabria; la revisión de la Estrategia de Acción frente al Cambio Climático, “para actualizar con las nuevas evidencias científicas y adaptarla a los compromisos de las nuevas normativas europeas y estatales”, y la elaboración de la Estrategia de Economía Circular y Bioeconomía de Cantabria, “alineada con el Plan de Acción de Economía Circular de la Unión Europea y la nueva estrategia española recién aprobada”.

En la misma línea, ha puesto en valor el papel del Plan Estratégico de Prevención y Lucha contra los Incendios Forestales y el Plan Forestal de Cantabria 2022-2030 como dos instrumentos de planificación estratégica de “primordial importancia” en la lucha contra el cambio climático y el desarrollo de la bioeconomía.

El titular de Medio Ambiente ha reafirmado el compromiso de su departamento de iniciar de manera urgente la “compleja pero necesaria” actualización del Catálogo de Montes de Utilidad Pública para que sea “un instrumento sólido y coherente con la legislación del siglo XXI”.

La reunión de la Mesa, en la que también ha estado presente el subdirector general de Medio Natural, Ángel Serdio, ha servido para analizar también el fomento de la certificación forestal; el tratamiento de restos de corta de madera pino, y la sanidad forestal de la Comunidad Autónoma, mediante un seguimiento de las masas forestales afectadas por plagas y enfermedades.

También han abordado otras cuestiones de interés para el sector como las estadísticas forestales, la fiscalidad en el ámbito forestal y selvicultor, así como las medidas de recuperación a implantar en el sector para paliar los efectos económicos de la pandemia del coronavirus.

Finalmente, todos han coincidido en destacar la rapidez y la agilidad demostrada por la Consejería durante la vigencia del estado de alarma para que el sector forestal, declarado como servicio esencial, haya podido seguir desarrollando su trabajo en las mejores condiciones posibles en beneficio del sector forestal de la Comunidad Autónoma.

 

El Gobierno intensificará el trabajo de la Mesa Forestal de Cantabria para mejorar la gestión sostenible del sector