Industria financia un proyecto de Vitrinor para incorporar tecnologías de bajo consumo

La empresa invertirá 140.000 euros en renovación de equipamiento en la planta de Guriezo con una ayuda de 27.700 euros de la Consejería que dirige Francisco Martín

Industria financia un proyecto de Vitrinor para incorporar tecnologías de bajo consumo

La Consejería de Innovación, Industria, Transporte y Comercio ha concedido una ayuda a Vitrificados del Norte, Vitrinor, para un proyecto de renovación de equipamiento con tecnologías de bajo consumo para reducir el consumo eléctrico de la fábrica de Guriezo, en el que invertirá 140.000 euros.

 

El departamento que dirige Francisco Martin apoyará la ejecución de este proyecto con 27.700 euros en el marco de la convocatoria de subvenciones para actuaciones de eficiencia energética en PYME y gran empresa en el sector industrial de Cantabria.

 

Vitrinor se dedica a la fabricación de menaje en acero vitrificado. El objetivo de la inversión subvencionada por la Consejería de Industria es la mejora tecnológica del equipamiento productivo auxiliar (sistema de compresión de aire) y de la sección de embutición (unidades de soldadura de herrajes) incrementando la eficiencia energética de la fábrica en base a su renovación con la última tecnología disponible.

 

En las instalaciones generales se plantea la sustitución de una de sus unidades de compresión por un nuevo equipo de bajo consumo, mientras que en la sección de embutición el proyecto contempla el remplazo de tres equipos de soldeo por unidades de alta eficiencia basadas en la tecnología de media frecuencia.

 

Con las medidas de ahorro planteadas en el proyecto, Vitrinor espera reducir el consumo eléctrico de la factoría, pasando de una situación de partida de 2.148,39 MWh/año (que contempla únicamente los consumos de los equipos a substituir) a un consumo previsto de 1.513,56 MWh/año, suponiendo esto un ahorro energético de 634,83 MWh/año (54,60 tep/año).

 

El consejero de Innovación e Industria, Francisco Martín, ha felicitado a Vitrinor por esta nueva acción que se suma a las diversas actuaciones de eficiencia energética que ha llevado a cabo en los últimos años para reducir el consumo en su proceso de producción. Actuaciones que además forman parte de un ambicioso plan de inversiones basado en el desarrollo de la I+D para extender su producto a nuevos mercados.

 

Martín ha señalado que la fabricación del menaje de cocina y en especial la transformación de productos basados en acero vitrificado involucran procesos intensivos en energía, por lo que este tipo de inversiones es clave en términos de modernización y competitividad.

 

El consejero ha destacado la línea ascendente y la importancia de esta empresa cántabra en el mercado nacional e internacional, así como la alta cualificación de su plantilla y su modelo de gestión. Creada en 1995, su propiedad está en manos de los trabajadores. En concreto, 246 socios-accionistas poseen el 100% del accionariado de la sociedad.

 

Está ubicada en las antiguas instalaciones de Magefesa en Guriezo y comercializa en exclusiva la marca Magefesa en Europa y en otros mercados internacionales con una importante experiencia en el sector, derivada de su anterior vinculación al grupo Magefesa durante más de 25 años, entre 1986 y 1994.

 

Ayudas para las PYME y grandes empresas

 

En el marco de esta convocatoria de subvenciones para actuaciones de eficiencia energética en PYME y gran empresa en el sector industrial de Cantabria, el departamento de Francisco Martin ha concedido este año subvenciones por un total de 548.000 euros a cinco empresas, que movilizarán inversiones en eficiencia energética por valor de 2,41 millones de euros.

 

Con este programa de ayudas, que cuenta con un presupuesto de 4.105.555 euros dividido en varias anualidades hasta el año 2023, se pretende facilitar la implementación de medidas de ahorro y eficiencia energética que resulten propuestas por las auditorías energéticas de las instalaciones industriales, con el fin de reducir el consumo de energía final en los procesos industriales y las emisiones de CO2, bien mediante la sustitución de equipos, bien a través de la implantación de sistemas de gestión energética.

 

La intensidad máxima de esta subvención es para las grandes empresas del 30 por ciento, para las medianas, del 40 y para las pequeñas, del 50 por ciento.

 

El consejero ha subrayado que estas ayudas no repercuten sólo en las empresas que optan por estas mejoras. sino que contribuyen a reducir tanto el coste energético como de emisiones contaminantes a la atmósfera de la Comunidad Autónoma.

 

Industria financia un proyecto de Vitrinor para incorporar tecnologías de bajo consumo