IU considera que a Sanidad “le urge” un mando nuevo “sin bandazos ni improvisaciones”

En un comunicado el coordinador autonómico de IU, Israel Ruiz Salmón, plantea que “por dimisión o cese” haya un recambio al frente de la Consejería “que permita devolver estabilidad, rigor y criterio coherente a las decisiones y actuaciones en materia sanitaria y de salud pública”.

IU considera que a Sanidad “le urge” un mando nuevo “sin bandazos ni improvisaciones”

Izquierda Unida Cantabria considera que “ha llegado el momento de cambiar el mando” en la Consejería de Sanidad para “acabar con los bandazos e improvisaciones”.

En un comunicado el coordinador autonómico de IU, Israel Ruiz Salmón, plantea que “por dimisión o cese” haya un recambio al frente de la Consejería “que permita devolver estabilidad, rigor y criterio coherente a las decisiones y actuaciones en materia sanitaria y de salud pública”.

“Una semana después, el consejero Miguel Rodríguez sigue sin explicar los cambios producidos en su área pese a manifestar como objetivo prioritario la transparencia informativa”, ha criticado Ruiz Salmón.

Además, ha señalado “el desbarajuste del plan de vacunación, que no atiende a las recomendaciones por grupos de riesgo y tampoco se han molestado en explicar”. “Es tan sencillo como dar una rueda de prensa exponiendo un calendario sencillo con los tiempos de vacunación y la escala de prioridades; no pedimos que el plan sea infalible pero sí que al menos haya uno que sea conocido por la población cántabra”, ha incidido.

Según el líder de la coalición cántabra, “hemos pasado de que echasen balones fuera ante la baja tasa de vacunación, a la cola de España, diciendo que no era una carrera, a que pasen a vacunar sin criterio definido para maquillar estadísticas”. “Lo que antes no era una carrera ahora les falta el tiempo para vender grandes porcentajes”, añadía.

“Hoy por hoy hay dos tercios de las personas y trabajadores de residencias, grupo que debiera ser prioritario, sin recibir la vacuna, especialmente en el medio rural que, de nuevo, es secundario frente a la urbe, con independencia del volumen de residentes”, manifestaba.

Asimismo, desde la izquierda cántabra se han referido a la “ausencia de medidas” como respuesta al incremento de los positivos por Covid y el empeoramiento en la ocupación hospitalaria, como ya han anunciado otras comunidades. “¿A qué esperan?”, insistía.

“Hemos podido conocer que, en Asturias, se adelanta el cierre de tiendas y hostelería a las ocho de la tarde; en el País Vasco, en alerta naranja, se ha decretado, desde el miércoles, el cierre perimetral provincial, y cierres de municipios, que serán de forma automática en cuanto se pase a alerta roja; en Baleares se cerrarán bares y reducirán las reuniones a familiares y convivientes  en Mallorca e Ibiza; en Cataluña se piensa en un aplazamiento de la cita electoral, prevista para el 14 de febrero; y en Cantabria no acaban de concretar ninguna medida”, apostillaba.

“Más pronto que tarde, esperamos que sean conscientes en el Gobierno de Miguel Ángel Revilla y Pablo Zuloaga, de que deben proceder con el relevo en la Consejería de Sanidad para encauzar un área que debería ser ejemplo de honestidad, transparencia y eficiencia”, sentenciaba.

 

IU considera que a Sanidad “le urge” un mando nuevo “sin bandazos ni improvisaciones”