14:44h. Sábado, 23 de Septiembre de 2017

IZQUIERDA UNIDA

IU denuncia que el abastecimiento de agua es algo más serio que las disputas de Rajoy y Revilla

Izquierda Unida recuerda a Rajoy y Revilla que el abastecimiento de agua en Cantabria ha de responder a cuestiones más serias que "el intercambio de golpes entre ejecutivos".

Embalse Ebro
Embalse Ebro

Leticia Martínez, coordinadora de la formación, cuestiona la actuación de ambos ejecutivos en este tema, "cuyos antecedentes han supuesto fuertes agravios a todos los cántabros".

En este sentido, desde la formación consideran que "la gestión de las cuencas hidrográficas ha de hacerse con criterios técnicos y los trasvases han de hacerse con fundamento de sostenibilidad ecológica, además de social".

Martínez señala al Ejecutivo Central que "Cantabria, aunque es una comunidad pequeña, también pertenece al conjunto del Estado español y también tiene que poder acceder al pantano del Ebro si tiene dificultades por la sequía, más teniendo en cuenta que la mayor parte del mismo se encuentra en territorio cántabro".

"El Gobierno de Rajoy quiere que en Cantabria demos un rodeo para llegar al mismo punto pero con mayor coste: abastecernos recurriendo al embalse de Alsar, el cual es alimentado por la misma cuenca fluvial que el Ebro pero con la diferencia de que su explotación no es tan sencilla", apuntan desde IU.

Además, IU puntualiza que en los períodos de sequía "se da otro agravante en la comunidad, ya que queda expuesta a los incendios y, evidentemente, de algún lado habrá que sacar el agua para sofocarlos".

Por otro lado, Martínez recuerda a Revilla "el desastre del bitrasvase del Ebro impulsado por su Ejecutivo en el pasado y anulado por el Tribunal Supremo tras la denuncia de ARCA".

"La política de trasvases sin un plan de ordenación del territorio claro y serio quizá solucionen el ahora pero generan otros problemas de tipo económico, ecológico y social a futuro", afirman.

Para Martínez, la medida del Gobierno Central y la respuesta de Revilla -"me meto en el pantano si hace falta", aseguró el presidente en el Debate de la Región- no es más que un "intercambio de golpes que refleja la intransigencia de unos y la parodia del otro".

"No necesitamos ni que Revilla se meta en el embalse, ni que vaya a parar desahucios ni que se ponga frente a las palas excavadoras contra el fracking, sólo que realice políticas de ordenación del territorio, de vivienda o de medio ambiente sensatas", apuntan.

Finalmente, la formación de izquierdas recuerda a Revilla "su alegría" cuando De la Serna fue nombrado ministro de Fomento "porque Cantabria recibiría mejor trato y ahora es él quien denuncia el impago de facturas de Madrid o la menor financiación de la comunidad en los PGE, donde el propio De la Serna ha reducido en un 20% los fondos de su ministerio a nuestra tierra".

"Los hechos nos demuestran que Cantabria no está en la agenda de Rajoy o De la Serna y que los golpes en el pecho que se da Revilla no sirven más que para el espectáculo al que nos tiene acostumbrados", sentencian.