José Luis Gochicoa estudiará las propuestas de la Fundación Oso Pardo y la FNYH en materia de ordenación territorial

El consejero de Obras Públicas ha abordado con los presidentes de ambas organizaciones cuestiones como la ubicación de futuros parques eólicos o la conservación de cascos urbanos con valor cultural y arquitectónico

José Luis Gochicoa estudiará las propuestas de la Fundación Oso Pardo y la FNYH en materia de ordenación territorial

El consejero de Obras Públicas, Ordenación del Territorio y urbanismo, José Luis Gochicoa, ha recibido esta mañana en su despacho a los presidentes de la Fundación Oso Pardo, Guillermo Palomero, y la Fundación Naturaleza y Hombre (FNYH), Carlos Sánchez, quienes le han expuesto sus propuestas para incluir en el Plan Regional de Ordenación Territorial de Cantabria (PROT) que está actualmente en fase de redacción.

La ubicación de los futuros parques eólicos, la conservación de los cascos urbanos de gran valor cultural y arquitectónico, las directrices para la recuperación de las cabañas que pueblan nuestra geografía, o la regulación de la superficie arbolada con especial atención en el eucalipto, han sido los principales asuntos tratados en la reunión.

El consejero José Luis Gochicoa ha calificado la reunión de muy interesante y ha indicado que trasladará las propuestas a los redactores del plan para que valoren las propuestas y en el próximo otoño se pueda contar con un borrador que englobe los aspectos prioritarios que con relación al territorio están presentando los diferentes colectivos.

Con relación a los parques eólicos, Gochicoa ha explicado que tanto la administración como las dos organizaciones han coincidido en que “hay que fomentarlos ya que se trata de una energía limpia”, no obstante, hay que intentar ordenar en qué lugares deben ubicarse para garantizar que sean zonas medioambientalmente no lesivas donde sean compatibles con la biodiversidad y el paisaje, aspectos estos que han remarcado las dos organizaciones conservacionistas.

Por lo que respecta a las cabañas, tanto la Fundación Oso Pardo como la FNYH son partidarios de restringir su uso en la zona occidental de Cantabria, donde, en su opinión, su rehabilitación para usos no ganaderos puede entrar en colisión con los planes de conservación del Oso Pardo. Por el contrario, son partidarios de facilitar la rehabilitación de las más de 7.000 cabañas de la zona pasiega ya que se trata de un patrimonio etnográfico de gran valor que la propia Red Natura 2000 incluye como objetivo de conservación.

Finalmente, las organizaciones conservacionistas han pedido al consejero que el PROT incluya una regulación del uso forestal del terreno, concretamente para el eucalipto, para evitar que las explotaciones ganaderas abandonadas pasen a ser plantaciones y se pierda el paisaje costero de prados que, entienden, es una de las señas de identidad de Cantabria,

El PROT tiene como función identificar las pautas generales del desarrollo de la Comunidad Autónoma, fijar las directrices para la ordenación del territorio, establecer las prioridades de la acción económica gubernamental en el ámbito de las infraestructuras y definir el modelo territorial deseable para que todas las administraciones públicas lo tengan en cuenta en el ejercicio de sus respectivas competencias.

José Luis Gochicoa estudiará las propuestas de la Fundación Oso Pardo y la FNYH en materia de ordenación territorial