La labor de los efectivos y la lluvia dan prácticamente por zanjado el episodio de incendios forestales de esta semana

Casi 50 fuegos se han provocado desde el pasado martes y 13 en las últimas 24 horas, todos ellos apagados a lo largo de la mañana de hoy

La labor de los efectivos y la lluvia dan prácticamente por zanjado el episodio de incendios forestales de esta semana

Cantabria no registra a esta hora de la tarde ningún incendio forestal activo gracias a la labor de los efectivos de la Consejería de Desarrollo Rural y Medio Ambiente y también a la aparición de la lluvia, que ha llegado acompañada de una bajada notable de la temperatura.

En estas condiciones, y ante la previsión meteorológica de frío, agua y nieve para los próximos días, la Comunidad Autónoma da prácticamente por zanjado el episodio de incendios forestales de esta semana, con casi 50 fuegos provocados desde el pasado martes.

Desde ayer por la tarde se han iniciado en la región 13 incendios forestales en Arenas de Iguña (2), Riotuerto, Liérganes, Guriezo, Lamasón (3), Cabezón de la Sal, Santiurde de Toranzo, Villafufre, Soba y Solórzano, ninguno de los cuales ha llegado a representar un riesgo real para la población o las infraestructuras por encontrarse en zonas elevadas de sierra y alejadas de los núcleos.

La mayoría de ellos han sido apagados de madrugada, excepto el originado ayer a primera hora de la tarde en Otañes (Castro Urdiales) y los de Arenas de Iguña, Guriezo y Riotuerto, que han sido sofocados ya con la luz del día.

En lo que llevamos de enero se han provocado en la Comunidad Autónoma un total de 53 incendios forestales, la mayoría de ellos en los últimos cuatro días.

Pese al cambio en las condiciones meteorológicas que se ha producido en la jornada de hoy, el Gobierno de Cantabria mantiene el nivel 2 del operativo de incendios forestales en las comarcas del Nansa y los Valles Pasiegos y lo activará mañana en la de Cabuérniga ante la previsión puntual de viento sur y subida de la temperatura para este sábado.

Por lo tanto, permanecen activos los servicios especiales del personal de la Dirección General de Biodiversidad, Medio Ambiente y Cambio Climático, que estarán en máxima alerta para intervenir ante cualquier conato de fuego en el monte. En concreto, se encuentran movilizadas 6 cuadrillas forestales, 28 agentes del medio natural, 3 emisoristas y un ingeniero de guardia, que dirige el operativo.

El Ejecutivo mantiene la prohibición de realizar todo tipo de quemas en Cantabria, salvo en Liébana, Campoo, Valderredible, Valdeprado del Río y Valdeolea, y reitera la llamada a la colaboración ciudadana para evitar cualquier práctica de riesgo y ayudar a identificar a quienes las realicen.

La labor de los efectivos y la lluvia dan prácticamente por zanjado el episodio de incendios forestales de esta semana