El PP denuncia que el PSOE quiere cargarse la gran industria de Cantabria

La secretaria autonómica, María José González Revuelta, avisa de que el recorte de los pagos por CO2 es una burla que pone en peligro la industria regional

El PP denuncia que el PSOE quiere cargarse la gran industria de Cantabria

El Partido Popular ha acusado hoy al Partido Socialista de “querer cargarse la gran industria de Cantabria” y ha exigido a los regionalistas de Miguel Ángel Revilla que impidan esta nueva agresión de unos socios que están causando un grave daño a la comunidad autónoma.

La secretaria autonómica del PP, María José González Revuelta, ha hecho estas afirmaciones tras hacerse público que las ayudas anunciadas a varias industrias como compensación de costes indirectos de CO2 se han quedado muy por debajo de lo prometido, cuando ya eran un mero paliativo ante la decisión del Gobierno de socialistas y Podemos de eliminar el pago por el servicio de interrumpibilidad del suministro eléctrico.

Según ha explicado la dirigente popular, de acuerdo con los criterios de la UE, las ayudas podrían haber llegado a más de 240 millones de euros, pero se han quedado en 60, lo que significa que solo se ha dado a las empresas una cuarta parte de lo prometido, una cantidad ridícula.

Para el PP, este recorte es una burla que pone el riesgo a la industria de nuestra región, que representa el 20% del PIB y es una de las principales fuentes de puestos de trabajo.

González Revuelta ha dicho que mientras el presidente de Cantabria predica soluciones en los platós de televisión, sus socios del PSOE se dedican a minar los pilares de la riqueza de nuestra economía.

Además, se ha preguntado para qué sirve la presencia de los regionalistas en el Congreso, pues sus presuntas medidas solo dan como resultado la nada absoluta y dejar a nuestras empresas a merced de la competencia de países europeos con costes eléctricos más moderados, como Alemania, Francia o Italia. “La asociación del PRC con el PSOE están siendo perjudicial para Cantabria y este es uno de los casos más sangrantes”, ha añadido.

González Revuelta ha exigido a Revilla que defienda la industria de Cantabria frente a estos talibanes energéticos que van a cerrar las plantas y deslocalizar la producción. “No se lo podemos permitir y hasta que no vean las orejas al lobo no van a reaccionar, como estamos viendo además con la nula voluntad de aprobar ya un Estatuto del Consumidor Electrointensivo acorde a las alegaciones presentadas por las comunidades autónomas de Galicia, Asturias y Cantabria”.

La secretaria autonómica ha advertido de que el PP no va a consentir que se juegue con el pan de miles de trabajadores industriales de Cantabria. “No lo pasaremos por alto”, ha concluido.

El PP denuncia que el PSOE quiere cargarse la gran industria de Cantabria