El PP interpela al Gobierno por la preocupante evolución de las listas de espera del Servicio Cántabro de Salud

César Pascual dice que la situación requiere de acciones urgentes y solventes, no de parches cara a la galería
El PP interpela al Gobierno por la preocupante evolución de las listas de espera del Servicio Cántabro de Salud

El portavoz de Sanidad del Grupo Popular, César Pascual, que formulará la interpelación en el pleno del Parlamento del próximo lunes, 10 de febrero, ha dicho que los datos sobre las listas de espera al cierre del año 2019 presentados por la directora gerente del SCS, Celia Gómez, son los peores de los últimos años y resultan muy preocupantes.

“Las listas de espera representan un indicador de actividad y de efectividad del sistema sanitario y las cifras de Cantabria son intolerables”, ha sentenciado Pascual, recordando que más de 10.500 pacientes a cierre de 2019 estaban pendientes de pasar por quirófano, lo que representa 2.000 más que al fin de año anterior, y que la demora media que se eleva a los 100,5 días.

Además, ha agregado que todo ello ocurre con un rendimiento quirúrgico de los hospitales públicos muy por debajo de los estándares establecidos y al mismo tiempo una altísima derivación a la sanidad privada, la más alta en la historia del SCS.

Para Pascual resulta llamativo que este negativo balance hay sido justificado por los responsables del SCS con múltiples y variadas excusas - como las convocatorias de ofertas públicas de empleo, la conflictividad laboral, las medidas de conciliación para el personal, o el aumento de la esperanza de vida y del envejecimiento de los pacientes -, pero ninguna de ellas achacables a su gestión. “Y lo que es peor: no son capaces de ofrecer soluciones”, ha apostillado.

“Interpelamos al consejero porque los ciudadanos de Cantabria necesitan saber a ciencia cierta si esos más de 10.500 pacientes pendientes de pasar por quirófano son los que deben estar o son los que el Gobierno de Cantabria quiere que estén según su criterio interpretativo”, ha explicado Pascual.

Porque - según el parlamentario del PP - los datos aportados son segados y muy escasos, ya que “es sabido que en Cantabria existen pacientes que son penalizados, dados de baja y excluidos y relegados a otra lista de espera porque rechazan se operados en la sanidad privada”.

A juicio de Pascual hay cuatro grandes problemas en las listas de espera de Cantabria: el problema del número; el problema de una contabilidad que distorsiona los datos; que se castiga a los pacientes que rechazan ser atendidos fuera de su hospital; y finalmente el problema de la opacidad, porque hoy es imposible analizar en la página web del SCS cómo eran las listas de espera de años anteriores.

El portavoz de Sanidad de los populares ha dicho que su partido estará muy vigilante y será muy exigente para que los derechos de los ciudadanos de Cantabria no se vean ninguneados por una mala gestión de los responsables políticos. “La situación requiere de acciones urgentes y solventes, no de parches cara a la galería”, ha concluido.

El PP interpela al Gobierno por la preocupante evolución de las listas de espera del Servicio Cántabro de Salud