El PP ve muy graves las acusaciones de injerencias políticas en el trabajo de Salud Pública

El diputado César Pascual critica que el Gobierno de Cantabria se salte la estrategia de vacunación para aumentar las ratios que situaban a la comunidad autónoma a la cola

El PP ve muy graves las acusaciones de injerencias políticas en el trabajo de Salud Pública

El Partido Popular considera muy graves las acusaciones realizadas por la exdirectora de Salud Pública de Cantabria, Paloma Navas, sobre “injerencias políticas insoportables” en el desarrollo de su trabajo contra el Covid-19 en la comunidad autónoma y ha pedido al presidente regional, Miguel Ángel Revilla, como responsable último de la gestión de la pandemia, que tome cartas en el asunto y dejen de taparse las responsabilidades.

“El presidente regional ha venido diciendo que en la lucha para contener la pandemia las decisiones no se adoptan por capricho sino en base a informes técnicos y a las directrices que establecen el Ministerio de Sanidad y las comunidades en sus reuniones semanales. Por ello debe aclarar a qué se refiere la ya exdirectora de Salud Pública”, ha dicho el portavoz de Sanidad de los populares, César Pascual.

Pascual se ha mostrado convencido de que el cambio en Salud Pública responde al “conflicto latente” que se mantiene en la Consejería como, a su juicio, prueban las declaraciones de Navas y la falta de explicaciones del consejero.

“Nos parece que este cese lo que hace es ocultar y tapar las responsabilidades tanto del consejero como del presidente y más ahora a raíz de las declaraciones de la doctora Navas”, ha abundado el diputado, criticando que, según ha confirmado la propia Navas, desde el Gobierno de Cantabria no se hayan proporcionado más medios y personal a esta Dirección General.

Respecto a la campaña de vacunación, César Pascual ha censurado que Cantabria se haya saltado la estrategia nacional, que marca una serie de etapas que se van cubriendo. “Cuando aquí se ha descubierto que no estaban vacunando y que la comunidad autónoma estaba a la cola, les ha entrado vergüenza torera y se han puesto a vacunar indiscriminadamente en los hospitales para aumentar esas ratios. Por tanto, se han saltado la estrategia sin haber terminado la vacunación en las residencias de mayores como por ejemplo sí han hecho en Asturias”, ha dicho.

 

 

El PP ve muy graves las acusaciones de injerencias políticas en el trabajo de Salud Pública