Quiñones asegura que “ha sido un honor” que dos personas sordas representasen a Cantabria en el Homenaje de Estado

La Delegación del Gobierno invitó al acto celebrado ayer Madrid a Encarna y Amado, que hoy han mantenido un encuentro con Ainoa Quiñones

Quiñones asegura que “ha sido un honor” que dos personas sordas representasen a Cantabria en el Homenaje de Estado

La delegada del Gobierno en Cantabria, Ainoa Quiñones, ha asegurado que “ha sido un honor” que dos personas sordas hayan representado a la Comunidad Autónoma en el Homenaje de Estado a las Víctimas del COVID-19 celebrado ayer jueves en el Patio de la Armería del Palacio Real en Madrid.

 

La Delegación del Gobierno en Cantabria invitó a asistir a ese acto en representación de la región a Encarna Marcos y Amado González, un matrimonio que vivió una situación complicada al contagiarse ella con el coronavirus y tener que enfrentarse no sólo al virus sino a las dificultades generadas por éste, como fueron el confinamiento y el uso de mascarillas.

 

Encarna Marcos y Amado González han visitado este viernes a Quiñones en la Delegación del Gobierno para trasladarle su “más sincero agradecimiento” por haberles elegido para representar a Cantabria en el Homenaje de Estado, así como por la “gran atención” que han recibido en Madrid.

 

La delegada del Gobierno les ha asegurado que “ha sido un honor” para ella que aceptasen la invitación porque “no sólo han representado a Cantabria en el Homenaje sino que se han convertido en un símbolo”.

 

“La pandemia del COVID-19 nos ha afectado a toda la sociedad en su conjunto y son muchas las personas que han sufrido en primera persona el golpe de este virus de forma muy dolorosa pero sin duda algunas han sufrido aún más por su situación como las personas sordas”.

 

Así, como ellos mismos le han relatado, la mascarilla obligatoria a consecuencia de la pandemia les dificulta aún más la comunicación al no poder leer los labios. Además, le han contado la situación que vivieron cuando Encarna Marcos se percató de que podía estar contagiada y las dificultades para ponerse en contacto con el centro de salud al haberse establecido como único canal el teléfono.

 

Sus dificultades no quedaron ahí ya que Encarna finalmente dio positivo en COVID-19 y tuvo que ser ingresada en Valdecilla donde estuvo en aislamiento y tuvo dificultades para comunicarse con los profesionales sanitarios aunque ha agradecido que, una vez que todos supieron que era sorda, le ponían las cosas por escrito y ella les contestaba también escribiendo.

 

“Hemos querido que Amado y Encarna estuvieran presentes en el Homenaje de Estado que el Gobierno de España ha celebrado para recordar a todas las víctimas y mostrar el agradecimiento de la sociedad a todos los que han estado en primera línea combatiendo el virus”, ha dicho la delegada del Gobierno, que ha considerado que “nadie mejor que ellos para representar a Cantabria en esa cita histórica”.

Quiñones asegura que “ha sido un honor” que dos personas sordas representasen a Cantabria en el Homenaje de Estado