Quiñones destaca los refuerzos de Policía Nacional y Guardia Civil para prevenir las aglomeraciones y reforzar la seguridad

La delegada del Gobierno en Cantabria hace un llamamiento a la ciudadanía y especialmente a los jóvenes para evitar reuniones sin guardar las medidas de distanciamiento y seguridad sanitaria

Quiñones destaca los refuerzos de Policía Nacional y Guardia Civil para prevenir las aglomeraciones y reforzar la seguridad

La delegada del Gobierno en Cantabria, Ainoa Quiñones, ha destacado los refuerzos de la Policía Nacional y la Guardia Civil puestos en marcha en las últimas semanas en muchos municipios de la Comunidad Autónoma para prevenir aglomeraciones y reforzar la seguridad, principalmente en las zonas de gran afluencia turística.

Quiñones ha detallado que, desde que se inició mes de julio, la Delegación del Gobierno ha coordinado estos refuerzos con los que tanto la Policía Nacional como la Guardia Civil colaboran con las policías locales de Cantabria para garantizar la seguridad ciudadana.

La delegada del Gobierno ha recordado que más de 760 agentes de ambos cuerpos participan en Cantabria en el ‘Plan Verano Seguro’ impulsado por el Ministerio del Interior, incrementando la vigilancia y los controles preventivos en las zonas de mayor afluencia turística de la Comunidad Autónoma.

Dentro de ese plan, se enmarcan los dispositivos de refuerzo desplegados en diferentes municipios de Cantabria coincidiendo con los periodos en los que se prevé máxima afluencia.

Así, desde la Guardia Civil de Cantabria ha establecido este pasado fin de semana un dispositivo especial en Laredo y otro en Liencres, que se han saldado con la interposición de 231 sanciones y denuncias. En concreto, se levantaron 72 denuncias por consumo de alcohol en la vía pública y 37 por no utilizar la mascarilla, y el resto fueron por otro tipo de delitos.

La Guardia Civil también desplegó un dispositivo de las mismas características el anterior fin de semana en Castro Urdiales, en el que se interpusieron 44 sanciones, 28 de ellas por no utilizar la mascarillas en los supuestos obligatorios.

Por su parte, la Policía Nacional, en Santander y Torrelavega, también está vigilando que los ciudadanos cumplan con el uso obligatorio de la mascarilla, especialmente en zonas en las que hay aglomeraciones como zona de ocio nocturno, de terrazas, mercados, zonas comerciales, paseo marítimo o playas, en las que ha aumentado su presencia.

“Los agentes están comprobando que en las zonas de mayor afluencia de población se cumpla con la normativa haciendo uso de la mascarilla y proponiendo para sanción administrativa a aquellos que no respeten las medidas sanitarias”, ha detallado la delegada.

La delegada del Gobierno ha indicado que, aunque algunos ayuntamientos han solicitado refuerzos por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, “estos dispositivos especiales de vigilancia y control ya estaban contemplados en la planificación del Ministerio del Interior y así se están llevando a cabo”.

Quiñones ha dicho que la Policía Nacional y la Guardia Civil “desarrollan un ingente trabajo en nuestra Comunidad Autónoma y especialmente en estos meses de verano, en los que su presencia es notable” en todos los municipios y zonas en las que, por la gran afluencia de visitantes, hay mayor concentración de personas.

Dentro de esas concentraciones, se ha referido a “las reuniones de personas sin guardar las medidas de distanciamiento y prescindiendo de la mascarilla” y ha afirmado que “preocupan a la Delegación del Gobierno y a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, al igual que al resto de administraciones”.

“Pedimos a toda la ciudadanía que haga suyas todas las recomendaciones sanitarias y que cumplan las normas de seguridad higiénico-sanitarias. El Gobierno de España tomará todas las medidas que sean necesarias para garantizar la salud pública. Depende de todos y de nuestra responsabilidad individual contener la propagación del virus y que no se tengan que adoptar medidas más extremas”, ha añadido.

Quiñones también ha hecho una mención expresa a los botellones, y ha apuntado que, “aunque evitarlos es competencia de las policías locales, la Policía Nacional y la Guardia Civil intervienen cuando son requeridos para disolver esas concentraciones”.

“La imagen de los botellones nos preocupa a todos pero es imposible tener una patrulla de Policía Nacional, Guardia Civil o Policía Local en todos los lugares de la región susceptibles de acoger ese tipo de reuniones”, ha dicho Quiñones.

Por ello, la delegada del Gobierno ha hecho un llamamiento a la ciudadanía y especialmente a los jóvenes para evitar esas concentraciones y ha pedido “responsabilidad y prudencia porque algunos de los brotes de COVID-19 que se están registrando tienen su origen en reuniones familiares o de personas jóvenes en las que se reduce la distancia de seguridad y se prescinde de la mascarilla”.

“El virus sigue ahí, no ha desparecido, por ello pido a los cántabros y a las cántabras y a todos lo que visitan nuestra Comunidad Autónoma que insistan en el cumplimiento de las medidas de protección individual para protegerse a sí mismo y al resto frente al COVID-19”, ha concluido.

Quiñones destaca los refuerzos de Policía Nacional y Guardia Civil para prevenir las aglomeraciones y reforzar la seguridad