14:37h. Sábado, 23 de Septiembre de 2017

DEBATE ESTADO DE LA REGION

Revilla asegura que "Cantabria avanza" y lo seguirá haciendo pese a la campaña de "acoso y derribo" del Estado

El presidente señala en el Debate de la Región que la Comunidad está "muchísimo mejor" que hace dos años y empieza a notar la recuperación

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha asegurado hoy que "Cantabria avanza" y lo seguirá haciendo en el futuro a pesar de la campaña de "acoso y derribo" a la que el Gobierno central está sometiendo a la Comunidad Autónoma, un Gobierno "moroso" que es en estos momentos "el mayor problema de Cantabria".

"Nos está intentando estrangular, pero no vamos a consentir atropellos", ha dicho Revilla en su intervención en el Debate sobre la Orientación Política del Gobierno, el segundo de la presente legislatura, donde ha destacado que Cantabria "va bien" y está en estos momentos "muchísimo mejor" que hace dos años.

El presidente ha recordado que heredó del Partido Popular una Comunidad con 11.000 personas más en paro que en 2011, 14.500 afiliados menos a la Seguridad Social y un alarmante crecimiento de los niveles de pobreza y exclusión social. En contraste -ha explicado-, Cantabria empieza a notar ya los síntomas de la recuperación y, como argumento "determinante", se ha apoyado en los datos de la última Encuesta de Población Activa del mes de abril, que arrojan 13.000 parados menos que en el mismo periodo de 2015 y un descenso de la tasa de paro del 18,2 al 14,1%.

La reclamación de los casi 90 millones de euros (89.648.088) por los incumplimientos de los compromisos asumidos con Valdecilla, Comillas, la implantación de la LOMCE y la financiación del sistema de dependencia ha estado muy presente en el discurso del presidente, que ha insistido en que, con esa cantidad, Cantabria hubiera cumplido el año pasado el objetivo de déficit del 0,7%.

También ha incluido en la lista de agravios el impedimento, conocido esta semana, de extraer agua del Pantano del Ebro y la no inclusión de la cuenca del Besaya entre las zonas de urgente reindustrialización, otro de los compromisos ratificados personalmente e incumplidos por Mariano Rajoy, a quien además ha recriminado, y a su vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, que no responden a las cartas que les ha enviado para exigir una explicación al respecto.

"No contestan. No están disponibles para Cantabria", ha lamentado, ante lo cual el Gobierno autonómico ha tomado la decisión de luchar "hasta las últimas consecuencias" para defender los intereses de los cántabros.

El presidente ha recordado que no es solo una reivindicación del Ejecutivo sino de toda Cantabria, en alusión a la iniciativa aprobada el pasado lunes en el Parlamento con los votos a favor de todos los grupos salvo el PP, que se abstuvo, partido al que ha recriminado su "servilismo" a Madrid y que, a su juicio, ha perdido toda "credibilidad" al anunciar una enmienda para Valdecilla que posteriormente no se ha presentado.

 "Estoy dispuesto a todo por defender lo que es nuestro, por no consentir atropellos, porque no lo vamos a hacer", ha sentenciado Revilla.

"Cantabria avanza"

A pesar de esta situación y tomando como referencia datos estadísticos, Miguel Ángel Revilla ha dibujado un escenario de optimismo porque "las cosas van moderadamente bien" y Cantabria avanza de forma constante hacia la recuperación.

En materia de economía y empleo, ha recordado que, cuando llegó a la Presidencia del Gobierno en 2015, la Comunidad contabilizaba 51.500 desempleados mientras que en la actualidad la cifra se sitúa en 38.500. Además, ha adelantado que los datos de paro de junio, que se darán a conocer la próxima semana, serán también muy positivos.

 "A pesar de que el PP está intentando hundir el barco, desde el centro de operaciones de Moncloa, no lo van a conseguir ni lo están consiguiendo porque esta región tiene pulso y es dinámica ahora", ha apuntado.

De entre todos los sectores económicos, Revilla confía especialmente en la industria como motor de la recuperación económica y laboral, un sector que estaba en una situación delicada y con riesgo de pérdida de miles de puestos de trabajo pero que hoy ve ya la reapertura de Sniace, Greyco (Fundinorte) o Forjas de Cantabria y la viabilidad de Sidenor, gracias al acuerdo suscrito por la empresa con Sodercan.

Aquí también se ha referido a la apuesta del Gobierno por la actividad minera con el proyecto que se plantea en la zona del Besaya, que tendrá una importante repercusión para la actividad económica y el empleo de la zona, y por la recuperación del impulso dado a las energías renovables entre 2003 y 2011, sin olvidarse de la pujanza del PCTCAN y del proyecto que en tres años llevará la fibra óptica de alta velocidad a todos los rincones de Cantabria.   

En el ámbito de las grandes infraestructuras, ha citado el proyecto del tren de altas prestaciones que situará a Santander a menos de 3 horas de Madrid y que sigue con su tramitación en el Ministerio de Fomento.

Según ha dicho, el puerto y el aeropuerto son otros de los principales centros de actividad de Cantabria, destacando el presidente los 22 destinos que se operan ya desde el 'Seve Ballesteros' (23 cuando a partir de octubre esté disponible la conexión con Marrakech) y confía en acabar la legislatura por encima del millón de pasajeros anuales, porque los incrementos están siendo "espectaculares".

Temporada histórica en turismo

En el repaso que ha realizado por los diferentes sectores, el presidente ha hecho hincapié en los resultados del sector servicios y ha aventurado una temporada de verano que puede ser extraordinaria a la vista de las expectativas y previsiones del propio sector.

El Año Jubilar Lebaniego, la visita de los Reyes a Santo Toribio, aplazada la semana pasada por razones meteorológicas pero que se retomará en cuanto lo permita su agenda, y el concierto de Jean Michel Jarre, que generó un impacto económico de 11 millones de euros, están contribuyendo a unas cifras muy positivas, como también lo hará el acuerdo firmado con el Santander para captar clientes del banco en el Reino Unido.

En el ámbito del medio rural, el presidente ha hecho hincapié en el problema de la leche, que también planteó a Mariano Rajoy y sobre el que tampoco ha recibido respuesta. Sobre sanidad animal, ha explicado que la Consejería ha adoptado las medidas precisas para evitar la propagación de la brucelosis, ha aumentado las indemnizaciones por vacíos sanitarios hasta los 140 euros por cabeza de ganado y ha reducido al máximo los plazos de pago a los afectados.

Asimismo, se ha agilizado el calendario de pago de las ayudas de la PAC y se han ejecutado el 33% de las actuaciones previstas en el Plan de Desarrollo Rural 2014-2020, porcentaje que sitúa a Cantabria a la cabeza de las comunidades autónomas.

Revilla ha reiterado la apuesta del Gobierno generar actividad en los pueblos para contribuir a fijar población en los entornos rurales y también como media de protección del medio natural, a lo que contribuirá el Plan de Prevención y Lucha contra los Incendios Forestales recientemente aprobado.

En obras públicas, ha destacado la puesta en marcha de una política pensada fundamentalmente en los ayuntamientos y en los ciudadanos de Cantabria, un departamento que ha recuperado impulso inversor y que trabaja ya en una nueva convocatoria de subvenciones para obras municipales.

También ha enumerado importantes actuaciones de mejora efectuadas en los puertos de Cantabria y el esfuerzo que se está haciendo para amortizar la inversión y convertir esta instalación en un importante "activo de Cantabria".

En el ámbito de la vivienda, ha subrayado el descenso de las ejecuciones hipotecarias, un 37,5% menos que en 2016; la incorporación de 260 viviendas al Parque Público de Alquiler para atender las demandas que van surgiendo; el trabajo que realiza la Oficina de Intermediación Hipotecaria y Emergencia Habitacional, que ha atendido hasta el 31 de mayo 476 casos, y el mantenimiento de las ayudas al alquiler, con una inversión de 11,4 millones entre 2015 y 2016 de la que se han beneficiado a 9.000 familias.

Estado de bienestar

Miguel Ángel Revilla ha retomado en su intervención el objetivo principal que marca la actuación del Gobierno de Cantabria desde comienzos de legislatura, que no es otro que apoyar a quienes más lo necesitan. En este sentido, ha recordado que casi el 75% del Presupuesto de Cantabria se destina a financiar la sanidad, la educación, los servicios sociales y las políticas de empleo.

En sanidad, que acapara el 36,5% de los fondos, el Gobierno se centra en tres prioridades estratégicas: la mejora de la calidad asistencial, la atención a la cronicidad y la lucha contra las desigualdades. Sobre el contrato público privado de Valdecilla ¿"otro regalito del PP"-, ha insistido en que no tiene cabida en el modelo de sanidad pública del Gobierno PRC-PSOE pero que éste tiene la obligación de cumplir, si bien, entre otras medidas adoptadas, se han revisado las condiciones jurídicas y económicas para asegurar el cumplimiento estricto de las condiciones pactadas por parte de la empresa concesionaria y se ha levantado, por su lesividad, la resolución que impedía realizar deducciones económicas por incumplimientos en la prestación del servicio.

También ha mencionado el traslado de las unidades asistenciales de la Residencia Cantabria y Liencres a Valdecilla, servicios que han pasado a funcionar con una ratio de un profesional de enfermería por cada 12 pacientes a uno por cada 9 pacientes.

Revilla ha hablado, asimismo, del plan funcional para los hospitales de Sierrallana y Laredo, dotado con 19 y 17 millones, respectivamente, para adaptar su estructura a las nuevas necesidades sanitarias y la importante renovación que se está llevando a cabo en Atención Primaria, destacando en este sentido la licitación del nuevo centro de salud de Santoña, la ampliación de los de Colindres y Los Castros, o la reforma del centro de Vargas y Cotolino I, en Castro Urdiales.
 
En política social, se ha referido al Plan de Emergencia Social, una de las primeras acciones que se pusieron en marcha esta legislatura con 104 medidas y un prepuesto anual de 86 millones de euros, y a la Renta Social Básica, que en diciembre de 2016 percibían ya 5.519 personas. Además, el Gobierno ha mejorado la financiación de los servicios sociales municipales hasta los 15,3 millones de euros y ha destinado 131,6 millones a atender a mayores y personas dependientes, para lo que se ha incrementado la financiación de plazas residenciales hasta los 70 millones y aumentado el número de plazas concertadas en 272.

En educación, que concentra el 24% del total del gasto de Cantabria, ha señalado la implantación el curso pasado del nuevo calendario escolar, pionero en España, y la inversión de 16,8 millones en la mejora y creación de nuevos centros públicos. Se continúa, ha añadido, con el programa de apertura de comedores escolares y de actividades lúdico-educativas para el alumnado, de forma gratuita para las familias que lo precisan, y la apuesta por el ámbito docente con 448 profesores más que en el curso 14-15.

El presidente ha hecho un aparte para referirse al contrato-programa con la Universidad de Cantabria, que tiene una consignación de más de 70 millones de euros, un 1,97% más que en 2016 y un 5,53% más que en 2015, para que la UC alcance la suficiencia financiera que no tenía desde 2009 y cubra el 100% de los costes de personal.

Retos en medio ambiente

En materia urbanística, Revilla ha explicado que Cantabria tiene planteados dos retos fundamentales: una nueva legislación en materia de de ordenación del territorio y urbanismo, sobre la que hay ya un anteproyecto de ley, y dar respuesta a la problemática de los derribos, que el Gobierno está afrontando con la intención de, si la legislación lo permite, evitar que se produzcan o, si esto no fuera posible, minimizar los daños causados a los propietarios.

El presidente ha citado el acuerdo con Piélagos para demoler las viviendas del Alto del Cuco (1,1 millones de euros adelantados por el Gobierno que tendrá que devolver el Ayuntamiento en 10 años) o el que se suscribirá próximamente con Argoños en términos similares para adelantar el pago de los daños morales a los propietarios.

Por último, dentro de las competencias de la Consejería de Presidencia y Justicia, Revilla ha destacado que en estos dos años se ha dado un vuelco a las relaciones con los ayuntamientos y se ha recuperado el Fondo de Liquidez, que mantiene un presupuesto de 15,2 millones.

Además y para avanzar en la gestión de emergencias, se está planificando la ampliación y mejora del Parque de Reinosa, se hará lo mismo con el de Valdáliga, y se trabaja en la actualización de los planes de emergencia autonómicos.

En justicia, se ha culminado la actualización salarial pactada en 2008 con el sector y se ha planificado la dotación del personal necesario para el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 7 de Torrelavega si finalmente el Estado cumple su compromiso, con tres años de retraso.

A ello se suman otros avances de calado en la modernización de la Administración de Justicia, concretamente en lo relativo a la implantación del expediente y la firma electrónicos.