Revilla destaca la labor “imprescindible” de Cruz Roja y la colaboración constante con el Gobierno

El presidente ha valorado con los máximos responsables de la entidad en la Comunidad Autónoma los resultados del Plan Responde y diversas actuaciones conjuntas

Revilla destaca la labor “imprescindible” de Cruz Roja y la colaboración constante con el Gobierno

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha mantenido una reunión con los representantes de Cruz Roja en la Comunidad Autónoma tras la que ha puesto en valor la imprescindible labor desarrollada por la entidad durante la crisis sanitaria del coronavirus.

Revilla ha destacado la colaboración constante que mantienen el Gobierno y la organización, que se vio intensificada durante la vigencia del estado de alarma, y ha trasladado el agradecimiento al presidente y al secretario autonómico, Javier Fernández Dosantos, y Alfonso Alonso, respectivamente.

Tras la declaración de este estado de emergencia, la Dirección General de Interior del Gobierno de Cantabria, en el marco del Sistema Nacional de Protección Civil, activó la colaboración del voluntariado de Cruz Roja. Una de las primeras actuaciones que se llevaron a cabo fue facilitar el triaje de personas con síntomas de COVID-19 en el Hospital de Sierrallana y, a solicitud de la Dirección General de Interior, Cruz Roja instaló un puesto sanitario que permaneció hasta el 27 de abril de 2020.

Asimismo, Cruz Roja participó en la gestión de ofrecimientos de material por parte de empresas y particulares, colaborando con Interior en la recogida del material donado y su posterior entrega al Servicio Cántabro de Salud, al Instituto Cántabro de Servicios Sociales y a los efectivos de las Agrupaciones Municipales de Voluntarios de Protección Civil.  En total se gestionaron más de 25.000 materiales donados.

Otra importante labor fue la del traslado de personas (no sanitarias) afectadas por la COVID-19, entre los que se encontraron un total de 55 personas sin hogar a los diversos albergues dispuestos.

Cruz roja además participó en el traslado de 260 camas a Valdecilla y a Liencres y en el reparto de mascarillas a la población. 

Finalmente, a petición de la Dirección General de Interior, la organización llevó a cabo la realización de planos para un hospital de emergencia en el Palacio de Exposiciones de Santander.

Plan Responde

Además de las actuaciones citadas, los responsables de Cruz Roja y el presidente Revilla han repasado el balance del Plan Responde que la entidad puso en marcha en toda España desde la declaración del estado de alarma para la atención a personas vulnerables y población general afectada por la crisis sanitaria y sus consecuencias económicas.

El Plan Responde, que continuará desarrollándose hasta que la situación lo requiera, incluye medidas para reducir el impacto económico y social del COVID-19 y ha, entre otras medidas, atender en Cantabria a más de 15.000 personas.

Conalrededor de600 voluntarios movilizados, Cruz Roja lleva a caboacciones informativas de salud; actuaciones de apoyo en materia de empleo o traslados sanitarios.

Actuaciones conjuntas

Por todo ello, Miguel Ángel Revilla ha querido resaltar la importante colaboración que mantienen el Gobierno de Cantabria y Cruz Roja, que también sematerializa endiversos convenios de colaboración y actuaciones conjuntas.

Desde 2003 se viene suscribiendo un convenio con la Consejería de Presidencia, Interior, Justicia y Acción Exterior, el último, firmado el 30 de abril de 2020 con una vigencia de cuatro años y una aportación anual del Ejecutivo de 50.000 euros.

Este convenio comprende tres ámbitos fundamentales de actuación. El primero, los Equipos de Respuesta Inmediata en Emergencias (ERIES), que cuentan con personal y equipos que pueden movilizarse en pocas horas en el caso de un llamamiento o emergencia. Estos equipos son de cuatro tipos: el de búsqueda y salvamento en el medio acuático; el de asistencia sanitaria y clasificación de víctimas dotado con un hospital de campaña, un vehículo de transporte sanitario y un equipo humano de 7 personas con formación especializada; y, en tercer lugar, el de albergue provisional, que puede brindar un alojamiento a la población víctima de una emergencia.

Por su parte, se ha demostrado la necesidad del cuarto tipo de EIRE, los de atención psicosocial a la víctima de una emergencia, a sus familiares y allegados.

En 2020, a través de los ERIES se han llevado a cabo 11 intervenciones con 24 personas asistidas en el ámbito psicosocial; siete simulacros y dos situaciones reales en el ámbito del albergue provisional y logística, y, en lo que respecta al salvamento acuático, dos intervenciones y nueve simulacros.

Además, en virtud de este convenio y en el marco del Plan de formación de Protección Civil se llevan a cabo acciones de formación a voluntarios y, además, se incluyen las medidas necesarias (registro, coordinación y cumplimiento de la normativa de prevención de riesgos laborales) para canalizar la participación de la ciudadanía mediante voluntariado esporádico en las diferentes emergencias. 
Revilla destaca la labor “imprescindible” de Cruz Roja y la colaboración constante con el Gobierno