El Gobierno refuerza su colaboración con RÍA para impulsar la investigación ambiental y la lucha contra el cambio climático

El consejero de Medio Ambiente ha repasado con su presidente los principales proyectos de conservación y recuperación del medio ambiente litoral de la asociación

El Gobierno refuerza su colaboración con RÍA para impulsar la investigación ambiental y la lucha contra el cambio climático

El consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Guillermo Blanco, ha mantenido hoy su primer encuentro institucional con el presidente de la asociación RÍA, Diego Cicero, con quien ha acordado reforzar las líneas de colaboración que su departamento mantiene con este colectivo en materia de conservación y recuperación del medio ambiente litoral.

Así, tanto Blanco como Cicero han coincidido en resaltar la importancia de impulsar el desarrollo sostenible, la conservación de la biodiversidad y la lucha contra el cambio climático con actuaciones y medidas que sirvan para dar soluciones a los retos y problemas medioambientales, con fórmulas de gestión respetuosas con los recursos naturales e iniciativas empresariales capaces de generar empleo y riqueza.

Entre los proyectos que han analizado, destaca el proyecto para el desarrollo de trabajos de investigación científica de la eficacia del sistema de fitodepuración de aguas residuales de acuicultura en la ría de Tina Menor con dos especies propias de las marismas del Cantábrico: JuncusMaritimus y HalimionePortulacoides.

Este proyecto se desarrolla en virtud de un convenio de colaboración renovado recientemente entre el Centro de Investigación del Medio Ambiente (CIMA) y la asociación RÍA para el tratamiento de las aguas residuales generadas en las instalaciones de la piscifactoría de agua salada Sonrionansa, ubicada en la ría de Tina Menor, en Val de San Vicente.

De esta manera, el CIMA aporta una partida de 18.000 euros, además de medios humanos y materiales para la realización de análisis de muestras procedentes de las labores de campo que se llevan a efecto, así como la difusión de los programas formativos y de divulgación de los resultados del proyecto.

Por su parte, la asociación RÍA se encarga de las actividades de evaluación de los diferentes procesos que contempla el proyecto; actividades de seguimiento, con análisis in situ, campañas de muestreo de aguas y seguimiento de la calidad de las aguas; actividades divulgativas de sus resultados e informes, y la coordinación y gestión económico-administrativa del proyecto.

“Se trata de un gran reto por tratarse de aguas residuales saladas”, ha subrayado el presidente de la asociación RÍA, quien ha confiado en que para finales de esta primavera logren los primeros resultados de una investigación de vital importancia en un sector, el de la actividad agroalimentaria, que “está creciendo de manera importante en los últimos tiempos y en el que se manejan grandes volúmenes de agua que tienen que ser depuradas”.

Por su parte, el consejero ha expresado la voluntad de la Consejería de colaborar de manera estrecha con la asociación para reforzar las líneas de acción de este proyecto y todas las medidas que ponga en marcha la asociación relacionadas con la investigación y los estudios sobre prevención y protección de la calidad ambiental.

Otro de los proyectos que han analizado ha sido RÍALABRía de Boo,Laboratorio Vivo, un plan estratégico que la asociación RÍA viene desarrollando, en colaboración con la Consejería de Medio Ambiente y otras entidades desde el año 2012, con el fin de investigar y desarrollar nuevas técnicas de restauración, ordenación y gestión ambiental sostenible para su aplicación en la ría del Carmen, en Boo, y su cuenca hidrográfica.

Tal y como ha explicado, la asociación continúa inmersa en la preparación del proyecto LIFE que permita captar financiación de la Unión Europa para comenzar con el proceso de restauración ambiental de la ría del Carmen, mediante técnicas de fitorremediación.

En este sentido, Blanco también se ha comprometido a impulsar este proyecto mediante la puesta en marcha de su pilotaje a unas escalas representativas incluso antes de que la asociación consiga el apoyo de la Unión Europea.

En la reunión también han estado presentes el director del CIMA, Agustín Ibáñez, y el vicepresidente de la asociación RÍA, José Antonio Expósito.

El Gobierno refuerza su colaboración con RÍA para impulsar la investigación ambiental y la lucha contra el cambio climático