109 árboles, 510 arbustos y 1350 bulbos se plantarán en el parque de Miravalles de Torrelavega

Supondrá el inicio de la transformación en un espacio natural abierto al público dentro del entramado urbano

109 árboles, 510 arbustos y 1350 bulbos se plantarán en el parque de Miravalles de Torrelavega

El parque de Miravalles se trata de uno de los proyectos paisajísticos más ambiciosos del Ayuntamiento de Torrelavega. Hasta el momento se ha acondicionado el lugar, con el aporte de tierras, el trazado de unos caminos sinuosos, la instalación una primera pasarela de madera para cruzar el arroyo Indiana, de mobiliario urbano como bancos y papeleras, y la instalación de una zona de esparcimiento canino ya instalada que será abierta al público en las próximas semanas.

El Concejal de Medio Ambiente, salud Pública e Infraestructura Verde, José Luis Urraca Casal, explica que ahora “a través de los trabajos de jardinería que se van a realizar, pretendemos utilizar la vegetación que se va a plantar, para integrar como un solo espacio la zona contigua al bulevar ronda, junto al cementerio de la Llama, con el edificio de la Escuela de Adultos Caligrama y la Ludoteca que se encuentra junto al mismo”. Para ello se ha buscado una vegetación que genere espacios más confortables y por lo tanto más eficientes, y que a la vez servirán para potenciar un entorno exterior mucho más agradable.

Se ha optado por el uso de una vegetación autóctona en la que predominan los colores, las floraciones, las sombras ligeras y la profusión de frutos. Fresnos de sombras ligeras, majuelos de floración vistosa y aromática, abedules ligeros y luminosos, saúcos en los que predomina el blanco y la fragancia, cornejos que en invierno se tiñen de rojo, alisos que indican la presencia del agua -dada la presencia del arroyo Indiana- y avellanos. También se incluyen praderas en las que predominan las floraciones.

Los arbustos Se van a utilizar como pantallas de sonido que reduzcan la contaminación acústica –del tráfico rodado del bulevar ronda- y visual, proporcionando además cobijo a aves, insectos, y otras especies. también acompañarán a la ribera del arroyo, y generarán volúmenes que servirán para amplificar el espacio.

En conjunto se plantarán 109 árboles, 510 arbustos, 1.350 bulbos y tres kilográmos y medio de semillas de flor para las praderas.

Integrar la zona de Caligrama y la Ludoteca en el parque

El arbolado que actualmente se encuentra en el entorno de la escuela Caligrama será aprovechado trasladándose a otro espacio más conveniente. Y en su lugar se plantará un arbolado de rápido crecimiento para generar sombras en el edificio, y al mismo tiempo integrar este espacio en el nuevo parque de Miravalles. Con el arbolado que acompañará al edificio Caligrama, se pretende reducir gastos energéticos y huella de carbono.

En el entorno de la ludoteca se creará un espacio exterior de uso exclusivo para los niños del centro, mediante la instalación de un seto en la parte trasera del edificio, de este modo los niños podrán salir con total seguridad y garantizar la limpieza y sanidad de ese espacio.

Urraca Casal explica que la primera fase del parque de Miravalles “supondrá la transformación del lugar en un espacio natural abierto al público dentro del entramado urbano, junto al barrio de La Inmobiliaria y en el anillo verde de Torrelavega que conecta el Bulevar Ronda”.

109 árboles, 510 arbustos y 1350 bulbos se plantarán en el parque de Miravalles de Torrelavega