Tras 7 años machacando, la ACPT consigue que Sierrapando vaya a contar con su centro cívico.

La ACPT aplaude que, por fin, haya salido publicado en la plataforma de contratación del sector público el nuevo proceso de licitación para las obras que convertirán las antiguas casas de los maestros de Sierrapando en el futuro centro cívico de este pueblo.

Tras 7 años machacando, la ACPT consigue que Sierrapando vaya a contar con su centro cívico.

La ACPT aplaude que, por fin, haya salido publicado en la plataforma de contratación del sector público el nuevo proceso de licitación para las obras que convertirán las antiguas casas de los maestros de Sierrapando en el futuro centro cívico de este pueblo.

Cuando están a punto de cumplirse siete años de la presentación del anteproyecto y tras haber quedado desierta la licitación del año 2018, la ACPT espera que el centro cívico de Sierrapando sea pronto una realidad, gracias a nuestro seguimiento constante de esta reivindicación vecinal y pese a la falta de interés del resto de partidos políticos de la corporación en las tres últimas legislaturas.

A lo largo de estos siete años, la falta de voluntad política de los distintos equipos de gobierno ha hecho que tanto dificultades técnicas como burocráticas hayan retrasado esta obra, pese a existir una amplia demanda social para que el pueblo contase con esta dotación.

Sierrapando es uno de los pocos pueblos de nuestro municipio que a día de hoy no cuenta con un centro cívico público. Razón que llevó en el año 2013 a la ACPT junto a la asociación de Vecinos de aquel entonces a reclamar este espacio al entonces alcalde, Ildefonso Calderón.

Esta solicitud conllevó el encargo de un anteproyecto que en septiembre de 2013 se presentaba a los vecinos y vecinas y a la corporación, realizado por el arquitecto Juan José Izquierdo y quedando aparcado tras el cambio de gobierno.

El acuerdo de investidura de 2015, que recogía el compromiso de construir o rehabilitar un centro cívico del municipio cada año, hizo que se retomase la idea de convertir las antiguas casas de los maestros junto al CEIPo Pancho Cossio en el espacio que albergaría el centro cívico del pueblo, encargándose el proyecto a un arquitecto diferente al que presentó el anteproyecto en 2013 por razones que jamás se han explicado.

El nuevo proyecto se presenta en febrero de 2017 y sale a licitación en 2018 por un importe de 305.263€, quedando desierto por estar mal calculada la memoria económica, no siendo viable para ningún licitador la construcción del centro con los precios fijados.

Desde entonces hasta la fecha, la ACPT, en todas las comisiones y plenos que hemos tenido oportunidad, hemos exigido la adecuación del proyecto para que fuese viable su adjudicación y posterior construcción, logrando que se incrementase su partida económica en más de 80.000€ y también haciendo un seguimiento constante y tenaz a los distintos servicios técnicos del ayuntamiento.

Tras este arduo camino empezado en el 2013, hoy, por fin, parece que tenemos un proyecto correctamente presupuestado y con todos los avales técnicos que permitirá que el pueblo de Sierrapando cuente con su centro cívico.

Recordamos que este centro cívico, que sale a licitación en 317.765,12€ será un espacio que servirá de encuentro para niñas y niños, jóvenes y mayores. Será utilizado simultáneamente por el pueblo y por el CEIP Pancho Cossío y contará con una sala multiusos que se podrá utilizar como salón de actos o sala diáfana, una biblioteca, una sala de ordenadores y oficinas para el tejido social del pueblo.

Esta situación no hubiese ocurrido si el resto de partidos políticos que han formado parte de la corporación en las tres últimas legislaturas hubiesen mostrado la décima parte de interés que ha mostrado la ACPT. Aun así, y pese a todo, seguiremos ejerciendo el mismo seguimiento que hemos realizado durante el proceso hasta que veamos como los vecinos y vecinas de Sierrapando comienzan a utilizar su centro cívico.

Tras 7 años machacando, la ACPT consigue que Sierrapando vaya a contar con su centro cívico.