Cartes exige a Torrelavega solucionar de manera inmediata los problemas de seguridad en una infraestructura de su propiedad.

Un viejo acueducto cercano a los límites municipales entre Cartes y Torrelavega, en la zona próxima de Riocorvo y Viérnoles, se ha convertido en un problema de seguridad debido a que diferentes grupos de jóvenes de toda la cuenca utilizan esa zona del río Besaya como zona de baño
Cartes exige a Torrelavega solucionar de manera inmediata los problemas de seguridad en una infraestructura de su propiedad.

Un viejo acueducto cercano a los límites municipales entre Cartes y Torrelavega, en la zona próxima de Riocorvo y Viérnoles, se ha convertido en un problema de seguridad debido a que diferentes grupos de jóvenes de toda la cuenca utilizan esa zona del río Besaya como zona de baño. “La vieja infraestructura es utilizada a modo de trampolín de salto”, lo cual conlleva y genera un peligro para todos aquellos que utilizan la zona de manera constante y de manera incontrolada.

 

Así lo hacía público Sandra Martínez, teniente de alcalde del Ayuntamiento de  Cartes y vecina de Riocorvo, “somos conocedores de esta preocupante situación, somos conscientes del peligro que conlleva y no vamos a permitir que las decisiones y posibles soluciones se tomen después de cualquier accidente”. Añadía que el consistorio cartiego “está a disposición para ayudar en aquello que sea nuestra responsabilidad o competencia, pero es el vecino Torrelavega quien debe dar el primer y necesario paso  para poner solución al problema, que ya conocen y saben de su existencia”.

 

El alcalde cartiego, Agustín Molleda, fue aún más directo, “espero y deseo que algunos no lleguen tarde como siempre, es una situación compleja pero es el momento de actuar de manera inmediata, aquí no vale el quizá, el puede o el a lo mejor, sólo vale el aquí y el hoy mejor que mañana. Se tienen que buscar soluciones con la máxima urgencia y premura”. Explicó además que “la pasada semana mantuvimos conversaciones y realizamos una visita con los responsables de la infraestructura, tanto en el ámbito profesional como político y, a día de hoy, cero noticias, cero soluciones. No cesaremos en denunciar públicamente y por las vías necesarias, con el fin de garantizar una solución de manera segura y definitiva, no es cuestión ni de llevarse bien ni de cambiar cromos, es cuestión de evitar una desgracia”.

 

Desde el consistorio cartiego se tomó la decisión de cerrar los accesos la semana pasada y, tanto Molleda como Martínez, quisieron aprovechar la ocasión para hacer un “llamamiento a la reflexión” por parte de los adolescentes que utilizan la zona “sin ser conscientes del peligro que conlleva; no se trata de ninguna broma, son momentos para demostrar nuestra responsabilidad, tanto en casa como como individualmente”.

Cartes exige a Torrelavega solucionar de manera inmediata los problemas de seguridad en una infraestructura de su propiedad.