14:49h. Sábado, 23 de Septiembre de 2017

PIELAGOS

Mazón presenta en Piélagos el proyecto de mejora integral de la intersección de Oruña, en el barrio de Arce

La actuación, cercana al Puente Viejo, contempla la construcción de una miniglorieta, tres isletas y nuevas aceras, y cuenta con un presupuesto de 194.560 euros

El consejero de Obras Públicas y Vivienda, José María Mazón, ha presentado, en el Centro Social de Oruña, Piélagos, el proyecto de mejora de la seguridad vial en la intersección de las carreteras autonómicas CA-320, travesía de Oruña, y CA-321, Oruña-Vioño, en el barrio de Arce, justo antes del Puente Viejo, dotado con un presupuesto de 194.560 euros.

En el acto, Mazón ha explicado que "se trata de un cruce muy peligroso y su mejora supondrá dar respuesta a una antigua demanda de los vecinos de la zona mediante un proyecto que ya contemplamos en la legislatura 2007-2011".

Además, el consejero ha destacado el elevado presupuesto de la actuación, debido al coste de las expropiaciones, y el valor de la zona sobre la que se va a ejecutar, cercana al río Pas y el Puente Viejo, "una joya de la arquitectura" que, según ha avanzado, el Gobierno quiere convertir en peatonal en una segunda fase del proyecto.

Por su parte, la alcaldesa, Verónica Samperio, ha enfatizado que se trata de una obra muy demandada por los vecinos de Piélagos y, por ello, ha agradecido al consejero "la atención que siempre presta a las necesidades de nuestro municipio".

La mejora de la intersección de Oruña, en el barrio de Arce, poco antes del inicio del Puente Viejo, tiene como objetivo la adecuación de la intersección actual mediante un cambio en su tipología, pasando de una situación convencional, con una señal de stop, a la instalación de una miniglorieta, tres isletas y nuevas aceras.

Además de Verónica Samperio, también han estado presentes en el acto otros miembros de la Corporación municipal, junto técnicos de la Dirección General de Obras Públicas y vecinos y hosteleros de la zona de influencia del proyecto.

De esta manera, se desarrollarán las mejoras necesarias en materia de seguridad vial para que los vehículos y los peatones discurran de una forma cómoda y segura por un espacio muy transitado por vehículos y peatones.

Para ello, se ha previsto la construcción de una nueva intersección, junto con la adecuación de su trazado, permitiendo realizar los diferentes giros de forma adecuada e incluyendo la prolongación e interconexión de nuevas zonas peatonales con las ya existentes. Además, también se mejorarán otros aspectos como drenajes, firmes y señalización.

La intersección estará por dotada de una miniglorieta, con un diámetro interior 4 metros, y tres isletas, que favorecerán la canalización de la circulación de vehículos, y con unos radios exteriores de diferente magnitud ya que ha sido necesario adaptarse a las condiciones geométricas existentes.

Tanto la miniglorieta como las isletas se construirán con adoquín de piedra labrada, con un ligero abombamiento para que los vehículos de dimensiones excepcionales, puedan remontar estos obstáculos sin dificultad.

Hay que destacar que la Consejería tiene en proyecto la rehabilitación del Puente Viejo de Arce, sobre el río Pas, que data del siglo XVII, para su reconversión como paseo peatonal.

El proyecto contempla la rectificación de la curva de acceso, desde la CA-320 a la CA-321, con la finalidad de mejorar el radio de giro y la visibilidad.

También se ha incluido una ampliación de la plataforma y la rectificación de una curva en la CA-321, en la zona próxima a la intersección, hasta alcanzar una anchura media de 6,30 metros.

Complementariamente, se procederá a la construcción de un nuevo sistema de drenaje, junto con la mejora del firme existente, mediante aglomerado en caliente.