05:15h. Lunes, 20 de Noviembre de 2017

POLANCO

Obras Públicas mejorará la seguridad vial con una acera y un semáforo en Requejada

La actuación incluye un tramo de aceras y la instalación de un paso de peatones con semáforo en la rotonda de la carretera CA-232

Alcaldesa visita lugar acera Requejada
Alcaldesa visita lugar acera Requejada

La Consejería de Obras Públicas ha aprobado el expediente de contratación del proyecto de seguridad vial en Requejada, consistente en la construcción de una acera y un paso de peatones semaforizado en la carretera autonómica CA-232, a la altura de la rotonda donde este vial confluye con la antigua nacional N-611 y la CA-330.

Este proyecto tiene un presupuesto cercano a los 88.000 euros, de los cuales 3.057, 36 corresponden a las expropiaciones que es necesario ejecutar para obtener los terrenos donde se construirá la acera.

La alcaldesa de Polanco, Rosa Díaz Fernández, explica que se trata de una obra de seguridad vial "muy demandada" tanto por el Ayuntamiento como por parte de los usuarios de esta carretera desde que hace unos meses abrió u n supermercado y una gasolinera con acceso desde la rotonda.

Esta circunstancia, unido a la falta de aceras en este entorno, ha complicado la inicial obra hasta requerir una intervención más amplia con un expediente de expropiación de terrenos, derivado de la necesidad de garantizar la seguridad de los peatones que circulan por la zona.

El proyecto, redactado por Gesvican, prevé ejecutarse con cargo a dos anualidades, de forma que este año la Consejería consigna una partida de 11.000 euros para iniciar la obra y pagar parte de las expropiaciones, quedando comprometida para el próximo ejercicio un gasto de 77.000 euros, de ellas cerca del 90 por ciento para los trabajos de seguridad vial y el resto para el pago de terrenos.

Rosa Díaz Fernández muestra la "satisfacción y alegría" del Ayuntamiento por decisión de la Consejería de acometer esta obra, que redundará en beneficio de todos los usuarios de esta vía, además de alejar el peligro de atropello dado que la zona registra un intenso tráfico rodado tanto hacia el supermercado como al polígono industrial de Requejada y al acceso a la autovía.