FÚTBOL

Tropezón y Escobedo finalistas de la copa RFEF

El Tropezón se convirtió en el primer finalista de la Copa RFEF al derrotar por dos goles a cero al Laredo en un partido muy disputado que quedó sentenciado en el último minuto. A pesar de jugar con uno menos durante 45 minutos el Laredo fue un digno rival.

Tropezón y Escobedo finalistas de la copa RFEF

De inicio los de Raúl Pérez salieron con ganas de llevar la iniciativa y dominar el partido. A los tres minutos Manu Cobo se plantó solo delante de Rubén Lavín y en el intento de vaselina envió el balón fuera. La ocasión fue clarísima y pudo ser el primero del partido para los pejinos.

Sin embargo el que abrió el marcador fue su rival. A los 15 minutos Luis González filtró un pase medido a la espalda de la defensa, allí recibió solo Miki que controló perfecto y batió por  bajo a Puras. En su primera llegada clara a portería el Trope lograba adelantarse en el marcador gracias al acierto del delantero haitiano.

A partir de ahí los de Tanos se sintieron más cómodos y se hicieron con el dominio del partido. Al Laredo le costaba hilar el juego y cada vez tenía más dificultades para llegar a la portería rival. Eran minutos de pocas ocasiones aunque cada vez que Miki cogía la pelota se intuía el peligro. A los 30 minutos Fresno remató flojo de cabeza un buen centro de Víctor y Xavi lo intentó para el Laredo desde la frontal pero su disparo se fue alto.

Antes del descanso de nuevo Fresno pidió penalti en una caída en el área que el árbitro no apreció y Jorge no fue capaz de batir a Puras en el tiempo de descuento cuando se quedó sólo delante del portero tras un error garrafal de Xavi que vio la segunda tarjeta amarilla y dejó a su equipo con diez.

Mejor con diez

Con uno menos y el resultado en contra el partido se le puso muy cuesta arriba a los de Raúl Pérez que sin embargo salieron con muchas ganas a la segunda parte presionado la salida de balón de su rival. Después de un par de remates lejanos De Manu Cobo y Ortiz el Trope intentó estirarse.

El Laredo estaba jugando mejor con diez que con once, llevando la iniciativa,   aunque a la contra Mario, que acababa de entrar en el campo, estuvo a punto de hacer el segundo. El técnico pejino también movió sus fichas y metió en el partido a Vinatea y Tocornal en punta que habían sido titulares en cuartos de final.

Quedaba media hora por delante y no había nada decidido. Luis González lo intentó desde lejos y Tocornal remató flojo a las manos de Lavín desde la frontal de área.

Luego con el Laredo volcado Mario hizo el segundo a placer después de un gran pase de Zarandona casi en el tiempo de descuento.

El Tropezón se convierte así en el primer finalista de esta edición de la Copa RFEF que se decidirá el 12 de septiembre en El Sardinero.

El Escobedo derrotó al Cayón por 1 gol a 0 y luchará por repetir el título de Copa RFEF que ganó en la última temporada. El tanto de Pepín a 20 minutos del final le permitirá enfrentarse al Tropezón en la final que se disputará en El Sardinero.

Los dos equipos saltaron al campo con muchas precauciones y sin tomar grandes riesgos. Un buen centro de Laro Setién, que debutaba con el Escobedo, no encontró rematador en los primeros minutos. Pala también lo intentó desde fuera del área para el Cayón pero su disparo salió desviado.

Fue lo más destacado de la primera media hora de partido que dejó poco fútbol vistoso para los más de 300 aficionados que se dieron cita en las gradas del campo de Cabezón. Luego la cosa se animó.

En el 32 Laro  estuvo a punto de romper el empate con un lanzamiento de falta lejano que se marchó rozando el palo. Dos minutos después un pase medido suyo dejó solo a Dani delante de Marcote que sacó el remate a bocajarro. Eran los mejores momentos del Escobedo de la mano de Setién que demostró la calidad que tiene en su pierna izquierda.

La respuesta de los de Mantecón no tardó demasiado en llegar y Pala y Miguel lo volvieron a intentar desde lejos. El partido se iba animando  a pesar de que el marcador no se movía y el árbitro tuvo que cortar con varias tarjetas algunas acciones duras.

Mucha igualdad

En la segunda parte el panorama no cambió demasiado. Los dos equipos ponían mucha intensidad, en cada duelo saltaban chispas y el empate a cero mantenía la emoción en las gradas. Ambos querían repetir presencia en la final como en la temporada pasada y no regalaban un centímetro de campo.

Los cambios dieron algo de oxígeno pero no mejoraron la marcha del partido para ninguno de los dos conjuntos. Laro, mucho más vigilado, apenas entraba en juego y a los delanteros del Cayón no les llegaban balones en buenas condiciones.

Cuando el choque parecía controlado un balón largo no lo pudo despejar la defensa del Cayón y Pepín lo aprovechó para plantarse solo delante de Marcote y batirle por bajo. El Escobedo se ponía por delante en el primer error importante de su rival y encaraba el camino hacia la final.  

Sin embargo no estaba todo decidido. En el 85 pudo empatar Jairo con un disparo que se marchó pegado al palo. Luego la expulsión de Mario le dio superioridad numérica a los de Mantecón durante 5 minutos hasta que vio la roja Estrada e igualó fuerzas. No hubo tiempo para más y el Escobedo se llevó la victoria.

Comentarios
Tropezón y Escobedo finalistas de la copa RFEF