FÚTBOL

El Racing vuelve a Segunda División en Mallorca

Aitor Buñuel marcó en el segundo periodo un zambombazo desde fuera del área que valió el ascenso

El Racing vuelve a Segunda División en Mallorca

De Segunda. El Racing consiguió, cuatro campañas después, retornar a la Liga 1|2|3. El pasaporte hacia la categoría de plata llegó en Mallorca con el empate logrado ante el Atlético Baleares (1-1) en Son Malferit. Los locales se adelantaron en el marcador en el primer periodo pero en el minuto 66 Aitor Buñuel culminó una acción de estrategia con un zambombazo que valió el ascenso. La importancia del cero a cero conseguido hace siete días en Los Campos de Sport quedó de manifiesto en el feudo baleárico, de césped sintético, donde dos centenares de aficionados cántabros celebraron la gesta e hicieron bueno el lema verdiblanco de este curso: “Este año Sí”.

Ania introdujo solo un cambio respecto al once del partido de ida –Berto Cayarga por Alberto Noguera- y el encuentro, como corresponde a los play off, tuvo emoción desde el primer minuto. Canario, en el minuto 7, tuvo a la media vuelta la primera ocasión pero su lanzamiento se marchó fuera. La réplica racinguista, pasado el cuarto de hora, llegó con una falta lateral de Cayarga que sacó la defensa y, a la media hora, con un potente chut de Barral con la izquierda que Carl Klaus sacó de la mismísima escuadra. Son Malferit se enmudeció con el obús del andaluz aunque sin voz se quedaron los 200 racinguistas cuando en el minuto 38 el colegiado señaló penalti sobre Nuha. Francesc Fullana adelantó a los baleáricos desde los 11 metros y con ese 1-0 se llegó al descanso aunque aún hubo una opción para cada conjunto: Crespo sacó en dos tiempos un disparo de Fullana y el libre directo de Berto Cayarga fue despejado por la zaga local a saque de esquina.

Tras el descanso el Racing salió muy entonado y el segundo periodo comenzó con una falta sobre Cayarga que ejecutó Enzo Lombardo fuera. En el 56 Ania dio entrada a Álvaro Cejudo para tener más control en la media punta y el andaluz, poco después, puso en juego un saque de esquina que, forzado, Olaortua cabeceó alto. Los verdiblancos merecían el gol, que llegó en una acción de estrategia. Cejudo sacó en corto un córner, Enzo Lombardo trató de regatear a un rival y siguió la pizarra con un pase fuera del área para Aitor Buñuel, que empaló un gran chut desde la frontal que entró como un obús en la meta baleárica. Golazo. El defensa navarro pegó el balón con el alma y toda Cantabria empujaba ese esférico que valía un ascenso. Aunque aún quedaban algo más de 20 minutos para el final, durante los que los verdiblancos siguieron mostrando la solvencia que les hizo ser campeones del Grupo II con semanas de antelación.

Cuando el colegiado pitó el final del partido, con seis minutos de añadido, la alegría estalló en todo el racinguismo y los futbolistas, técnicos y aficionados celebraron juntos el ascenso. El Racing, fundador de LaLiga, ha vuelto a la categoría de plata tras cuatro campañas en Segunda División B. El duro trabajo tuvo recompensa y, como dijo Iván Ania, “es un ascenso merecido” y que pone “a este equipo y club donde se merece. Merece estar en Primera pero, de momento, ya hemos conseguido volver a Segunda”.

El Racing vuelve a Segunda División en Mallorca