El IMD de Santander planifica el horario de uso de sus instalaciones con tres escenarios diferentes

Felipe Pérez Manso2
Se ha remitido a los clubes una circular planteando un escenario de normalidad, el actual de toque de queda a las 22:00 y un hipotético adelanto a las 20:00
El IMD de Santander planifica el horario de uso de sus instalaciones con tres escenarios diferentes

El concejal de Deportes, Felipe Pérez Manso, ha explicado la planificación que está realizando el Instituto Municipal de Deportes (IMD) con vistas a una posible modificación del horario de toque de queda, actualmente fijado en Cantabria a las 22:00 horas. “En la situación actual ya hemos tenido que realizar ajustes, ya que el horario de cierre de las instalaciones en una situación de normalidad estaba fijado a las 23:00 horas y ahora debemos hacerlo a las 21:30 horas. Aunque de momento el Ministerio lo descarta, si modifica esa postura adelantando el toque de queda a las 20:00 horas, y el Gobierno de Cantabria lo ratifica, las instalaciones cerrarían a las 19:30”.

Una situación que para Pérez Manso “es un auténtico quebradero de cabeza, ya que supone reducir los tiempos de uso de las instalaciones a nivel global, dos horas menos, y también a nivel particular en cada caso, ya que la utilización que pueda hacer cada equipo de la instalación será también más corto”. Así, si el uso normal está fijado en una hora, y en la actualidad se ha visto reducido a 45 minutos, en caso de un nuevo ajuste del horario de toque de queda cada instalación se podría usar 30 minutos. “Ni que decir tiene que somos conscientes del gran trastorno que produce esta situación a los clubes pero, o repartimos el tiempo de uso o tenemos que literalmente echar de nuestra instalación a algún club porque no hay espacio para que puedan realizar su actividad”.

Por todo ello, el director del IMD, Luis Pérez San Miguel, se ha dirigido ya a los clubes con el fin de que le faciliten toda la información sobre sus necesidades, además de hacerles conocedores de un futuro nuevo escenario que plantearía el adelanto del horario de toque de queda. En la misiva se pide conocer si algún club no tiene previsto o no ha reiniciado los entrenamientos y por lo tanto no va a hacer uso de las instalaciones. También se solicita saber el número de integrantes del equipo que entrena en la instalación para estudiar la posibilidad de compartir instalación si el número de jugadores coincidentes no es elevado.

“Con esa información así como con las indicaciones que realice en su momento la autoridad sanitaria, se elaborarían los nuevos horarios de uso. Evidentemente dichos horarios serán excepcionales y a medida que se vaya retomando la normalidad estaremos ágiles para que eso se traduzca también en un uso normal de las instalaciones. Pido a los clubes comprensión y les agradezco su colaboración en una situación que es indeseable para todos pero que es la que nos toca vivir y a la que nos tenemos que adaptar”.

El IMD de Santander planifica el horario de uso de sus instalaciones con tres escenarios diferentes