Las obras del nuevo edificio administrativo de La Paz en Santander finalizarán a principios de este verano

Se trata de un edificio de consumo energético prácticamente nulo, siguiendo las directivas europeas

Las obras del nuevo edificio administrativo de La Paz en Santander finalizarán a principios de este verano

La alcaldesa de Santander, Gema Igual, acompañada del concejal de Fomento, César Díaz, han visitado esta mañana las obras del nuevo edificio administrativo en la calle La Paz, que estarán finalizadas a principios de verano para luego proceder al equipamiento de los diferentes puestos de trabajo (mobiliario, informática, etc.) y realizar los traslados de manera organizada y progresiva, con el fin de que no se resienta ningún servicio al ciudadano y que pueda estar a pleno rendimiento antes de que finalice el año.

“Se trata de un inmueble singular y muy innovador, que va a estar a disposición de los santanderinos y que cumplirá con el objetivo de consumo energético casi nulo, lo que se conoce popularmente como de cero emisiones”, explica la regidora.

Con este nuevo edificio, que se está ejecutando a través de la Sociedad de Vivienda de Santander (SVS), se contribuirá, según destaca Gema Igual, "a la modernización de las sedes municipales y a mejorar el servicio a los ciudadanos y las condiciones de trabajo de los empleados públicos".

El proyecto, con una inversión de 2,6 millones de euros, pondrá también en valor el patrimonio arqueológico de Santander, dado que se han recuperado las dos líneas de sillares que formaron parte de la cimentación de la muralla medieval de la ciudad, que quedarán a la vista en la primera planta del sótano.

El edificio tiene una superficie útil de casi 1.500 metros cuadrados repartidos en dos plantas de sótano, planta baja y seis alturas, con acceso desde la esquina Suroeste, entre las calles La Paz e Isabel II, y otro secundario por la calle Francisco de Quevedo.

La planta baja albergará zona de acceso y control, vestíbulo e información y las seis plantas de piso con las que contará el edificio en altura tendrán un uso administrativo y de atención al público.

Aunque por normativa solo se necesita un ascensor, el inmueble contará con dos, de 8 personas de capacidad, para facilitar el acceso más rápido a las diferentes plantas.

Para un mejor aprovechamiento de los espacios, se ha optado por un concepto estructural de fachada portante, complementado por un núcleo de comunicaciones (escaleras, ascensores y aseos) también portante, lo que permite disponer de más superficie libre de pilares para una distribución más flexible de los espacios.

Las obras del nuevo edificio administrativo de La Paz en Santander finalizarán a principios de este verano