SANTANDER

El PP considera que el nuevo cambio de ubicación del MUPAC deja evidencia que el Gobierno de Cantabria "no quiere hacer nada"

imagen
imagen

El diputado Íñigo Fernández opina que es "otro proyecto regional que encalla a un año de las elecciones" y se pregunta "a ver a quién culpa ahora Revilla de este nuevo fracaso"

El PP considera que el nuevo cambio de ubicación del MUPAC deja evidencia que el Gobierno de Cantabria "no quiere hacer nada"

 

"Es evidente que el Gobierno regional no quiere hacer nada. Ahora deciden otra vez cambiar de ubicación y... ¡Ya está! Se pasa la legislatura sin hacer nada. Es una tomadura de pelo a la gente. Otro proyecto regional que encalla a un año de las elecciones". Así califica Íñigo Fernández, diputado regional del Partido Popular (PP), la situación que se ha creado con el anuncio del nuevo cambio de ubicación de la sede del Museo de Prehistoria y Arqueología (Mupac) anunciada hoy mismo por el consejero de Eduación, Cultura y Deporte de Gobierno de Cantabria, Francisco Fernández Mañanes.

Según el parlamentario regional del PP "el Gobierno de Cantabria incurre en el Mupac en los mismos vicios de siempre: no trabaja los asuntos, toma las decisiones sin diálogo y deja pasar el tiempo sin hacer nada, porque ya no va a dar tiempo a hacer nada". "A ver a quién culpa ahora Revilla de este nuevo fracaso", añade el diputado del PP en el Parlamento de Cantabria.

"La llegada de Mañanes a la Consejería de Educacón, Cultura y Deporte solo ha servido para paralizarlo todo. Ni Mupac, ni Reina Sofía, ni Plan Regional de Arte Rupestre... Su única decisión efectiva ha sido cambiar al jefe de prensa del Palacio de Festivales. En todo lo demás ha sido una legislatura perdida", explica el diputado.

Además "se constata el olvido de Santander por parte del ejecutivo de Revilla". Para el diputado "si todos los proyectos del Gobierno regional languidecen, los que afectan a Santander se dejan morir por completo".

Comentarios
El PP considera que el nuevo cambio de ubicación del MUPAC deja evidencia que el Gobierno de Cantabria "no quiere hacer nada"