Santander dispondrá de un modelo digital de movilidad de la población más envejecida

Las primeras áreas analizadas serán la calle Alta y la ladera sur de General Dávila. Si el proyecto es exitoso se hará en otras zonas de la ciudad

Santander dispondrá de un modelo digital de movilidad de la población más envejecida

El concejal de Innovación del Ayuntamiento de Santander, Felipe Pérez Manso, ha mostrado su satisfacción por el apoyo de la Unión Europea a la capital cántabra en el desarrollo de un modelo digital de movilidad de las personas mayores. “Europa va a financiar los algo más de 125.000 euros del proyecto a través del programa Horizonte 2020. Dicho proyecto, URBANAGE, se lleva a cabo en otras ciudades europeas a través de la planificación urbana mejorada para las ciudades amigables con las personas mayores a través de la tecnología”.

El proyecto tiene como objetivo desarrollar un gemelo digital urbano que permita evaluar los beneficios potenciales, los riesgos y el impacto de la implementación de un marco sostenible para la toma de decisiones basada en datos en el campo de la planificación urbana con especial foco en los adultos mayores. Se utilizarán para ello, herramientas de manejo de datos masivos, inteligencia artificial, visualización de datos mediante gemelo digital y ludificación creando tres pruebas piloto de casos de uso en sistemas de planificación en Europa: Helsinki, Santander y Flandes.

Pérez Manso subraya que adaptar los entornos urbanos a los desafíos actuales “requiere un enfoque multidisciplinar para un fenómeno complejo y muy interrelacionado. En el contexto de la producción masiva de datos (big data) y las capacidades de análisis mejoradas actuales (como es el caso de la  inteligencia artificial) hay un potencial enorme para que el uso de estas tecnologías permita procesos de decisión asistidos en la planificación urbana”. Sin embargo, matiza, el uso de las tecnologías más modernas “podría dar lugar a la exclusión de parte de la población, como por ejemplo, los adultos mayores, con la paradoja de que el porcentaje de adultos mayores en las ciudades está en aumento. Es crucial, por tanto,  involucrar a este segmento de población en cualquier proceso de decisión”.

 

El consorcio que desarrolla el proyecto está formado por 12 entidades de Finlandia, Bélgica, Grecia, Italia, Reino Unido y España  y cuenta con un presupuesto total de aproximadamente 3,7 millones de euros, de los cuales 125.312,50 euros corresponden al Ayuntamiento de Santander, financiado al 100%. La duración del proyecto es de 36 meses, siendo la fecha oficial prevista de inicio del proyecto el 1 de febrero de 2021. Pérez Manso ha explicado que las áreas analizadas en la ciudad de Santander serán la calle Alta y la ladera sur de General Dávila. “Si la experiencia resulta exitosa y productiva se estudiará la incorporación de otros barrios de la ciudad”.

Santander dispondrá de un modelo digital de movilidad de la población más envejecida