DEPORTES

El Laredo sera el rival del Tropezón en semifinales

El Laredo será el rival del Tropezón en la primera semifinal de la Copa Federación tras derrotar al Textil Escudo gracias a un gol de Mier al comienzo de la segunda parte. Los pejinos supieron aprovechar casi el único disparo entre los tres palos para seguir peleado por el primer título oficial de la temporada. El Laredo se plantó ante los locales con muchas caras nuevas y tratando de ajustar el nuevo estilo de toque y posesión que quiere imponer su técnico Raúl Pérez. Sin embargo todavía tiene mucho trabajo por delante. A su equipo le costaba hilar juego y los primeros minutos fueron de más control del Escudo que trataba de buscar arriba los desmarques de Perujo. Todo el peligro llegó al principio a balón parado . Xavi remató cerca del palo a la salida de un córner y Héctor no acertó a tocar un balón suelto en el área tras una falta lateral. El tiempo pasaba y el fútbol no mejoraba a medida que se acercaba el descanso. La mejor ocasión llegó para el Laredo tras una buena jugada individual de Jony por la derecha. Su centro medido lo remató bien de cabeza Tocornal pero la pelota acabó en las manos de Alberto. Luego Cano pudo adelantar a los locales tras otro lanzamiento de falta de Perujo que remató flojito. El ex del Tropezón era una pesadilla para la defensa y ya en la primera parte se cobró las tarjetas de Terrón y Montiel. Luego en el 45 una pared preciosa con Héctor no acabó en gol gracias a una mano prodigiosa de Puras. Los últimos minutos fueron de claro domino del Escudo pero el marcador no se movió. reacción visitante En la segunda parte el guión era similar pero el Laredo aprovechó su primera llegada para romper el empate en otra jugada de estrategia. La falta lateral la peinó Cano en la frontal del área y Mier aprovechó para empujar la pelota a gol solo en el segundo palo. El tanto fue un jarro de agua fría para los locales que no se habían merecido tanto castigo. A partir de ahí el partido fue mucho más abierto, de ida y vuelta. Los cambios le dieron aire a los dos equipos aunque poco a poco el Laredo fue imponiendo su mayor calidad y no sufría demasiado. Solamente las acciones individuales de Perujo ponían algo de emoción en la grada pero siempre se encontró con un Puras muy seguro durante toda la tarde noche. El portero fue el protagonista en la mejor ocasión de los locales. Tras otro córner, Butra remató de cabeza a bocajarro y cuando ya se cantaba el gol Puras sacó otra mano milagrosa para evitar el empate. Luego el balón suelto en el área pequeña no lo supo rematar nadie. Esas ocasiones dieron aire a los locales que tras unos minutos muy tocados en el terreno de juego se volcaron al ataque. Puras volvió a atrapar un remate lejano de Cano y luego Xavi sacó bajo palos un balón que ya se colaba dentro. El Laredo estaba grogui y sufría muchísimo sobre el terreno de juego. Los últimos diez minutos fueron de claro domino del Escudo que lo intentó todo para lograr el empate. Cada balón colgado era una ocasión pero faltó el acierto final. El Laredo supo sufrir y estará en semifinales.